01 mayo 2006

Desdibujándote


Tanta memoria poética derrochada...
en cada suspiro que suelto en tu nombre,
esperando una revelación.
Todo aquello que me conmueve de tus ojos
y tu forma de pronunciar las palabras,
siempre tan erráticas como bienaventuradas.
Si tan solo supieras,
de la existencia de este cuerpo que te reclama,

o del olvido de estos pensamientos que te dejan ir...

No hay comentarios.: