17 abril 2017

Equinoccio

Hay
un susurro que golpea
primaveras apáticas,
construcciones
de otros subconscientes
más fríos, o más aletargados.
El síntoma repetitivo
patología del eterno retorno;
me extingo en una sola llama
un sólo grito en la noche,
o tal vez, un sólo silencio en la vida.
Una serie de eventos
concatenados
hasta este punto de inflexión...
"la curva atraviesa la tangente"
el punto no existe
Yo ya no existo,
simetría quebrada.
Deslindar tu anatomía de mi cuerpo
enfrentando la violencia del vacío,
soy como ese brillo de estrella muerta
que sigue llegando a través del tiempo
ahí donde los ojos contemplan
la ilusión de lo que existe.