27 enero 2011

.
Soy un pez dorado

24 enero 2011

Llamada.

Es de tarde, pero no es tan tarde para llamarte y decirte que te quiero. Que recién ahora me animo a decírtelo, que al fin es apropiado pronunciar esas dos palabritas edulcoradas.

Me emociono, marco tu teléfono.
Suena un tono,
dos,
tres,
cuatro...
contestador.
CORTO.

A lo mejor no era el momento. Cosas que pasan.

23 enero 2011

Fui a comprar un paquete de cigarrillos, y en el camino fui haciéndome a la idea de que no iba a encontrarte. Que tristeza tan grande, hoy no poder encontrarte aunque te busque tanto y sin rendirme.

Después de la muerte, no se qué habrá para quienes mueren, pero para los que quedan hay un vacío inmenso, de eso estoy segura.

HOY

Voy a ir a verte, aunque en el fondo no se si es que tengo ganas, o que te extraño demasiado.
De cualquier forma no vas a estar, o al menos no de la manera que yo espero y necesito.

Hace días que sueño con las olas, y tengo algo de miedo, y algo de resignación.

19 enero 2011


Escribime una carta, mandame tus dibujos, tus pensamientos.

18 enero 2011

Esperar

Todavía tengo tiempo para ver que va a pasar...

15 enero 2011

Estoy enojada.

No soporto que la gente no se quiera y que le den tanta importancia a lo que piensen los demás... que pasen por esas metamorfosis horrendas sólo para ajustarse a un estereotipo de cartón, a un ideal de belleza, que de ideal poco tiene.

Me da bronca, uno es lo que es, y es esa diferencia la que hace que el mundo sea un lugar mejor, y mucho más ameno en donde vivir. Ser clones da asco y hace que todo sea muy aburrido, ser diferente es tener personalidad, ser imperfecto es ser más humano.

14 enero 2011

Septiembre.

Él no me quiere,
y yo tampoco me quiero querer.

Debería dejar de buscar tu cara entre la gente, evitar cambiar mis recorridos para tratar de cruzarte alguna vez. Debería dejar de esperar que me escribas. No me querés, y yo me quiero empezar a querer de nuevo.

12 enero 2011

Inventando New York

Talita dice: ¿Seguís viviendo en el country?
Luca dice: Por ahora vivo en dos, mis viejos se separaron. Igual ni idea donde voy a vivir en un tiempo, mi idea es irme a NY.
Talita dice: Tan lejos?... Lamento lo de tus viejos.
Luca dice: Gracias.
Talita dice: De nada. Me entristecen esas cosas..
Luca dice: Ya se verá en que termina
Talita dice: Uno nunca sabe. Pero, ¿por qué tan lejos?
Luca dice: Quiero yo, pero por mi solo, seguramente irme a trabajar y estudiar allá.
Talita dice: Es un gran cambio. New York se me hace una ciudad divina para irse de viaje, para pasarla bien, para la nostalgia y tomar mate en alguna terraza. No se si para vivir..
Luca dice: Para mi NY es una ciudad para vivir, es tan tan variada. Por lo menos durante un tiempo, no establecer raíces... pero tengo ese bichito adentro.
Talita dice: Y andate de mochila, no te apura nadie Galle. Siempre se puede volver
Luca dice: No tengo la plata como para irme. La idea es vivir la ciudad mientras trabajas y estudias en ella.
Talita dice: Claro. Estaría bueno. Todo trotamundos tiene ese germen adentro del cerebelo! jajaja yo hace rato que me quiero ir a donde seam
Luca dice: La idea es conseguir alguna beca. Puedo conseguir, en Alemania, pero no... no me gusta Alemania.
Talita dice: ¡Muy frío! jajaja
Luca dice: No tiene ese encanto. Capaz ese encanto es el que vamos en las pelis
Talita dice: Es diferente... ha de tener lo suyo. Sobre Nueva York... las pelis no pueden mentir por completo. Sentarte en un banquito del Central Park debe ser hermoso... sino las películas no podrían mitificarlo tanto. Debe ser así como se ve.
Luca dice: Si, pero si te sentaras, ya habrías estado ahí antes, tendrías esa sensación.
Talita dice: A lo mejor... pero sería más como un sueño, un recuerdo difuso o algo de eso... Yo estuve en muchos lugares y a la vez en muy pocos. Nunca salí del país ni tomé un avión o un barco... pero igualmente hay lugares que se como son, me los puedo imaginar.
Luca dice: ¡Exacto! Eso es lo que tiene New York, uno ya siente que estuvo ahí.
Talita dice: Pero eso no le quita el gustito.... siempre vivir una ciudad desde adentro es otra cosa, tomarse un café a las corridas por una calle de NY debe ser diferente para cada persona.
Luca dice: No, para nada, lo que si genera muchas expectativas.
Talita dice: Eso si. ¡Las expectativas son una bosta!... ¿Alguna vez fuiste a NY?
Luca dice: Fui, pero nunca estuve realmente, tenía 3 meses.
Talita dice: Detesto esos viajes jajaja. ¡Uno se pierde todo y después los viejos tienen el tupe de decir que te llevaron! jajaja
Luca dice: Jajaja, es verdad.
Talita dice: ¡Viste, me saca! De cualquier forma, me gustan tus sueños... siempre fuiste de soñar alto y lejos.
Luca dice: Mi único sueño, hoy en día, es el de trascender.
Talita dice: Es perfecto. Y es un sueño alto, muy alto y muy espléndido.
Luca dice: El gran Jacques Prevert decía: "Hay gente que danza sin entrar en trance y otra que entra en trance sin danzar. Este fenómeno se llama trascendencia y en nuestras regiones es muy apreciado"
Talita dice: Es verdad, muy cierto, ¡me gustó!

A ver que pasa

Algo así como un verano de película, en el que a los protagonistas les toca crecer y enfrentarse con el fin de la adolescencia o algo parecido.
Anoche soñé con Maria, si, con vos Sur. Le decía que el tiempo había pasado y le cantaba como tonta medio ebria de vino "Nos tocaba crecer y crecimos, vaya si crecimos", y es verdad.

Hay momentos de cambio en la vida y, aunque no necesariamente marquen el fin de la adolescencia o alguno de esos clichés baratos, funcionan como puntos de inflexión en la curva de nuestra existencia.

De repente se que tengo que hacerme cargo de ciertos temas, y ponerle toda la pila que pueda a una situación que, si bien no es tan fea, tampoco es la mejor del mundo. Creo que crecer se trata de esto, ¡más o menos!. Es dejar un poco de lado el egoísmo, dejar de vivir tanto para uno y empezar a mirar que pasa al lado.

Sigo siendo la misma piba de siempre, la enroscada, la que se divierte, la que llora y escribe que parece suicida. Sigo enamorada de los instantes, sigo haciendo las cosas mal, y cada tanto me salen muy bien. Hay un poco de todo.

Entonces, este es mi verano de película, aunque todos tengan un poco de eso en el fondo... habrá que ver que pasa.

11 enero 2011

Hasta el cielo

Natalia: Queda un poquito lejos

Talia: ¿Vos decís?

Natalia: Mirá las nubes, casi que parecen bollos de algodón...

Talia: ¿Y por eso decís que queda lejos el cielo?

Natalia: Por eso y otras cosas...

Talia: ¿Como cuáles?

Natalia: Fijate, ¿ves esa línea allá lejos?

Talia: ¿La que une la tierra con el cielo?

Natalia: Si, esa.

Talia: ¿Qué tiene?

Natalia: Que recién ahí uno puede llegar al cielo, subir al cielo. Debe ser medio difícil, pero más difícil es llegar hasta la línea... mientras más te acercas, ella más se aleja...

Talia: Debe ser que está cuidando la entrada al cielo, para que no se meta cualquiera.

Natalia: -sonrisa-

14/12/10

Vi tus ojos e inventé sinceridad,
en tus manos implanté el deseo de abrazarme.
Lo que anoche fue real,
la madrugada lo volvió mera ficción.

Que gran estupidez andar por ahi regalando corazón.
La mañana de año nuevo, mientras el sol salía, Natalia tuvo un pensamiento:

"Todos morimos en el intento de vivir"

Calambres en el alma

Resulta curioso que todo en la vida pueda estar tan bien o tan mal así de repente, da la sensación de estar viviendo en una vuelta de ruleta... a veces estoy tan bien, estoy tan down, Charly ya lo pensaba hace unos cuantos años.
Y en esta madrugada tan común, tan poco especial, yo me desvelo... se me cierran los ojos del sueño pero no me puedo dormir... pienso y vuelvo a pensar en ese vértigo que produce la certeza de que aunque todo esté muy bien, cualquier leve movimiento puede mandarlo todo a la mierda, al quinto carajo.
Importa muy poco el esfuerzo, o las ganas que uno le meta, hay gente a la que no le importa nada, siempre hubo y siempre va a haber gente así. Gente que te deja en banda una tarde, sin un mango en el bolsillo y con el corazón hecho brillantina. Personas a las que no les importa un carajo si te destrozaron el alma por pasarla bien un rato... Da bronca tener que andar por la vida con un cartel en el pecho que diga "cuidame".

Las cosas son así, todo anda perfecto, uno dobla en una esquina y, a lo mejor, si los planetas se alinean, te chocás con un completo extraño y ¡zás! despedite de los buenos tiempos por un rato.

Diciembre.

Fotografía

1/1/2011 6:02 AM

Floz: Me encanta esta foto, no me preguntes por qué.
Tali: A mi también. Es como eso que queda de olvido, después de la noche de año nuevo....

10 enero 2011

Carta pública V

6/1/2011


Hace rato no te escribo una carta en papel, así, de puño y letra... pero vos y yo sabemos que cada tanto me siento a mirar el cielo y te cuento como va mi vida, cuales son mis sueños, mis nuevos amores y heridas.

Hace unos días encontré la urna que contenía tus cenizas, la agarré pensando que era una caja de zapatos algo extraña, pero no tardé mucho en descubrir que tenía una placa metálica con tu nombre y una fecha a modo de punto final.

Son dolorosas las fechas finales, porque al principio no se olvidan, y luego se pasan por alto... realmente no se que es peor.

De cualquier forma hoy está nublado acá en la costa, exactamente igual al último día que pasamos juntas. Y yo me acuerdo, Abue, que estos son los días que te gustan. Si, que te gustan, porque estés donde estés estoy segura de que te siguen gustando.

Tengo ganas de salir a caminar, dar vueltas en círculos, meterme en cada calle sin salida, mirar para ambos lados en cada esquina, a ver si te cruzo en algún lugar. Si, ya se que es imposible... que hace años ya no estás por acá. Me gustaría que me vieras, que me dijeras esas cosas que solo vos decías. Hoy lloro, un poco, pausado. Lloro porque me hacés falta y me aterra olvidarte ¿sabés?...

Tengo tu foto pegada en la heladera, y todos los días cuando busco la leche para el desayuno te sonrío, te deseo buenos días y te repito que te amo.

09 enero 2011

Mail

Talia: (...)

Estuve escribiendo nuevamente en papeles y libretas y boletos de colectivo...
Ya verás las cosas que he estado escribiendo, y te van a gustar, ¡a vos seguro que te van a gustar!