29 diciembre 2011

Yo quiero que a mi
me recuerdes por mis ojos
y por mis palabras.
Por la curvatura de mi boca,
por mi cintura estrecha
y mi forma de pensar.

El resto no me importa.

22 diciembre 2011

Cuestionario Proust

¿Cuál es el defecto propio que deplora más?
-
La impaciencia.
¿Cuál es el defecto que usted deplora más en otros?
-
La hipocresía.
¿Cuál es su estado mental más común?
-
El movimiento.
¿Cómo le gustaría morir?
-
Haciendo el amor
Si después de muerto debe volver a la Tierra, ¿convertido en qué persona o cosa usted regresaría?
-
Quisiera ser hombre para ver qué se siente.
Y si pudiera elegir un personaje de ficción, ¿cuál escogería?
-
No se me viene ninguno a la cabeza.
¿Cuál es su mayor extravagancia?
-
Mis hábitos alimenticios y mi percepción extrasensorial.
¿En qué ocasiones miente?
-
Cuando la situación amerita.
¿Qué persona viva le inspira más desprecio?
-
Me cae mal mucha gente, pero realmente despreciar a alguien es una gran pérdida de tiempo.
¿A qué persona viva admira?
-
Admiro a todas las personas que pueden afirmar que están vivas.
¿Qué palabras o frases usa más?
-
"Relajá", "Mambo", "Let it be"
¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?
-
A mi gusto la felicidad siempre es un momento de perfección.
¿Cuál es su mayor miedo?
-
No descubrir nunca el mecanismo de la vida.
¿Cuál es su mayor remordimiento?
-
No haber sido más auténtica cuando niña.
¿Cuál sería su Mayor desgracia?
- Darme cuenta de que he perdido el tiempo.
¿Cuál es la virtud más sobrevalorada socialmente?
-
El éxito.
¿Qué le disgusta más de su apariencia?
-
Que soy un espejo de lo que siento, y eso no siempre resulta favorable.
¿Cuáles son sus nombres favoritos?
-
Olivia, Lupe, Amanda, Lucas, Facundo, etc, etc.
¿Qué talento desearía tener?
-
Tocar la guitarra y jugar winning eleven.
¿Qué le desagrada más?
-
La falsedad.
¿Cuándo y dónde ha sido más feliz?
-
En muchos lugares y momentos he sido muy feliz, por suerte.
Si pudiera, ¿qué cambiaría de su familia?
-
La familia es la que te toca, no soy quién para cambiarlos.
¿Cuál es su mayor logro?
-
Ser fiel a mis ideales.
¿Cuál es su posesión más atesorada?
-
Entre otras cosas, una pila de cuadernos y diarios de vida.
¿Cuál es la manifestación más clara de la miseria?
-
La decadencia.
¿Dónde desearía vivir?
-
Donde vivo; o en un lugar culturalmente rico donde reine la aceptación.
¿Cuál es su pasatiempo favorito?
-
Pensar y "perder el tiempo".
¿Cuál es la cualidad que usted aprecia más en una mujer?
-
La lealtad.
¿Cuál es la cualidad que usted aprecia más en un hombre?
-
La lealtad.
¿Cuál es su héroe de ficción favorito?
-
Dios.
¿Cuáles son sus héroes de la vida real?
-
Todos aquellos que intentan hacer de este un mundo mejor.

19 diciembre 2011

Encontré un lugar seguro entre tanto caos; un continente del cual he partido en una balsa una mañana de tormenta.
Ahora el cielo se despeja, pero yo extraño el olor de la fruta madura, el sonido de los pájaros y la sensación de los cuerpos revolcándose sobre la tierra.

Días de verano

10 diciembre 2011

3 -Ser.


No te se decir si tenía o no ojos verdes; hace unas horas yo era detallista, hace unos años no. Se su nombre, que me desagradaba un poco su buen humor en las mañanas... lo hacía menos humano, pseudo alienígena, y me generaba la curiosidad y el desprecio propio de los extranjeros.
Soy una miérda cuando quiero. Cuando no quiero también. Ser persona es complicado, hay que tener en cuenta muchas cosas, y todo te afecta... aún así nunca fui otra cosa, así que no te se decir si siendo perro se está mejor o peor que siendo persona. Me gustaría saberlo.

2 -Angustias.


Necesito desesperadamente despegarme el adjetivo descalificativo que llevo junto al nombre; para empezar a transitar por la vida sin tanto miedo, sin tanta necesidad.
A vivir se aprende viviendo, no hay manual que te enseñe de eso.

1 -Alcohol.

Veo vidrieras fuera de foco, instantes fugaces que se desvanecen en el aire. El alcohol en sangre produce eso; desesperación, horror, incertidumbre.
Afuera mueren las formas, se diluyen los contornos; un asco, vivir así a esta hora es un asco.

07 diciembre 2011

Entrada

Golpeas la puerta, con el puño compacto contra los cristales rugosos; tres veces, luego una más. Cuatro minutos de silencio, una eternidad de sonidos y mi clásica indecisión.

Se filtra la luz verde, proyecta rectángulos en el piso; del otro lado del vidrio tu silueta esmerilada. Me ves, como yo te veo vos me ves... pero ninguno de los dos dice nada. Sé reconocer lo absurdo de la vida, una cápsula conteniendo un momento en vano.

Un vidrio verde esmerilado, siluetas difusas, dos bichos enfrentados; un océano de lejanía entremedio.

18 noviembre 2011

Nochecita


Ahí estaba, Maggi durmiendo en mi hombro; y yo de repente la abrazaba, y estábamos tan cómodos pero incómodos, en silencio escuchando la música de las paredes, delineando mundos de entre las sombras; compartiendo ese espacio que unía nuestras dos soledades pero sin volverlas una, nunca se volvían una...

No saber, en qué centímetro de tu cuerpo dejé mi marca
me diluye en un mar de interrogantes.

Charlas

No entiendo bien qué me dice cuando me habla; pero cuando calla, entre él y yo nace un planeta... nacen constelaciones de significados y orbitan los significantes en cuarto creciente.

16 noviembre 2011

Escapadas

Tarde de sol en el Tigre.

12 noviembre 2011

Lo primero que extrañamos fueron sus pisadas, que extraño ¿no?...

En la noche nos sentábamos los dos en el sillón, mamá y yo, y mirábamos el living estático y silencioso, recordando los pasos pesados de Paula. Por las mañanas también nos conmovía el silencio; faltaba el ruido de las tazas y cucharas chocando, el cd de Cat Power, el murmullo de su voz ronca tarareando melodías.

Paula se reía y llenaba toda la casa; llegaba y abría las ventanas, se sentaba en la mesada de la cocina, con los anteojos empañados por el vapor del té, y se reía; se reía de la vida y del caos, decía que no había problemas sino soluciones.

Mamá no se acostumbra a su ausencia, yo aún miro su cama vacía en las noches. En el aparador permanece intacta su taza roja, cubierta por el polvo; sobre su cómoda descansan apiladas y planchadas las últimas remeras y pantalones que puso a lavar. Todo está igual, en el mismo lugar, todo está ahí, menos Paula.

06 noviembre 2011

Desesperarse

¿Qué se siente ser un puñado de huesos fríos cubiertos de carne tibia... deambular por un mundo tan inmenso inundado de pequeñeces que estremecen?
¿Cuál es el mecanismo que hay que accionar para no sentirse perdido, o débil, o impotente; cuál es el ingrediente que falta para cambiar la receta?

¿Realmente seremos fragmentos de una red de sensaciones; formaremos parte de un universo de experiencias simbióticas?

29 octubre 2011

Sueño con pájaros,
en mi ciudad ya nadie sueña....

24 octubre 2011

Romances


Hay rincones que son marcados por el calor de un beso.


Irradiando destellos de luz en la lejanía, abren las puertas del olvido y las vuelan en pedazos, hasta iluminar cada pasillo de la memoria oscurecida.

Entonces, uno vuelve a ser habitante del vacío prohibido del romance secreto, del impulso que acelera el latido tieso de un corazón en cuarentena; estancado en un rincón que se disuelve en el tiempo y el espacio, marcado por el calor de un beso.

Apariciones

Abrí una cajita, chiquitita como todo lo que queda entre nosotros... y en un papel, una hojita, un corazoncito y un gato, encontré los restos de otra vida.

Lloré. Lloré y te vi sentado a los pies de mi cama, mirándome en silencio. Te sonreí entre lágrimas y leí una de tus cartas, esa que me escribiste en otoño. Ha pasado tanto tiempo y las cosas han mutado, cambiado de forma y color, los aromas son otros, los días son más cortos; y aquella vida cada vez más y más lejana.

Te deseo todo lo mejor... aunque casi nunca me salga decírtelo en la cara. Deseo que seas feliz y tengas una vida plena, que encuentres otro amor que me borre de un suspiro, que tus sueños se cumplan, que nunca te agobie la soledad o el sufrimiento.

Y tal vez, nunca pueda hacerte entender cosas tan simples, tenés la capacidad de complicarme; siempre la tuviste. Pero al menos así, teniéndote sentado a los pies de mi cama, mirándome sin decir una palabra... al menos así, sosteniendo una hojita de papel de carta con lágrimas en los ojos; pueda hacerte llegar mis mejores intenciones.

Ojalá sea suficiente.

15 octubre 2011

7 A

Desde mi ventana veo luces, muchísimas luces, siete pisos por encima del nivel de la humanidad.
Hace dos meses vivía en un lugar muy diferente, bastante verde, pero al ras del suelo; con la espalda y las manos en la tierra y los pies apuntando al cielo.

Mentiría si dijera que esto es millones de veces mejor, pero también si dijera que es peor. Aquí, arriba, el aire sopla más fuerte y se arremolina, y hace más frío que allá abajo... pero acá encontré un hogar, una calidez que allá en la tierra hacía rato había perdido.
Un día, hace mucho tiempo, me fui de aquel lugar que para siempre atesoraré como mío, mi raíz, mi tierra primera... me fui porque no podía crecer entre tanto caos, entre tanto dolor agridulce de existir ahí pero estarme haciendo tan mal; de amar ese lugar que me estaba destruyendo.

Algunas noches sueño con eso, con mi antigua ventana y la calle oscura a través de ella, con el frío de los cristales sobre el cual apoyé mi frente tantos días y noches; con el árbol que un día derribó una tormenta, con las rosas que mi padre plantaría para llenar ese hueco y nunca plantó.

En el cielo he soñado poco, he tenido muchas pesadillas y me ha costado dormir casi todas las noches. En el cielo no hay oscuridad como en la tierra, y a decir verdad extraño esa oscuridad silenciosa y perfecta, estremecedora.

Y heme aquí, desahogando penas, siete pisos por encima del nivel de la humanidad.

Charlas

Hoy hablé con Oliveira, está del otro lado del planeta
y la está pasando de maravilla.

"Que vuelvas algún día, o no, pero que sigas entero!"

12 octubre 2011








Hay un bosque de oscuridades

en el que me han dejado cuando niña,

yo camino en círculos
y nunca logro llegar a casa.

07 octubre 2011

"Esperando el impacto"


El mar se retrae, y ahí estoy yo... con los pies mojados y los puños cerrados, muerta de miedo.
Es el terror corriendo por las venas; la ola crece y crece, y yo ahí inmóvil cada vez más pequeña, sin poder quitar la vista de la cresta.

Y lo sé, sé que pronto la ola va a comerme.
Y si, tengo miedo, muchísimo miedo.
Y también, también ya estoy metida en este lío.

28 septiembre 2011

Pequeño Infierno

No he dormido en tres días y las noches se me han vuelto largas, tan largas... he aprendido a distinguir cada sonido; el crujido de la ventana con el viento, los autos circulando apurados, el disco de jazz del vecino de arriba, el agua de la ducha del vecino de abajo.

Me pregunto por qué todo me quita el sueño, por qué nunca consigo despegarme de los problemas cotidianos, dejarlos a un costado y dormir sin preocupaciones. Muchos dicen que me tomo la vida demasiado en serio, otros que soy dramática o que me deprimo fácilmente; pero yo le echo la culpa al corazón, que no deja de sentir.

A estas horas de la noche, con los ojos aún abiertos, me siento como de otra especie; una especie que no duerme por sentir. Siento que soy una bolita pequeña, apretujada, con un enorme corazón dentro que late y late, y su latido hace vibrar al universo. Y es como si los viera, a través de las oscuras ventanas silenciosas de la madrugada; cuerpecitos durmiendo tranquilos, quietecitos en sus camas soñando. Y yo ahí, del otro lado de la noche, habitando el insomnio; sin ojos que cerrar, sin cuerpo que dejar caer sobre las sábanas, esperando... latiendo y latiendo.

27 septiembre 2011

19/09/11


Tal vez es más fácil no preguntar nada; no mirar el cielo y querer entender por qué se ve celeste, por qué la fiebre te hace crecer... yo he tenido poca fiebre en mi vida pero he crecido mucho, aunque nada tenga que ver una cosa con la otra.
...

22 septiembre 2011

Lunes 19


- Mamá, ¿tenés fósforos?

- A ver... ahora busco, ¿para qué?
- Quiero prender una velita, porque hoy aprendí muchas cosas.

Natalia sonríe pensando que hace un rato en el tren, sentada en el estribo, cerró los ojos y disfrutó del viento pegándole en la cara; escuchó música mirando las lucecitas titilar en la noche, luego de un día largo.

Amorama


El olor de las flores en la noche edulcorando los sentidos, abriendo las ventanas del recuerdo;

me lleva hasta tus ojos oscuros que me miran deslizar por las calles de la vida, dar vuelta en las esquinas, tropezar y levantarme. Me tansporta hasta los besos en los mediodías nublados, hasta el límite de tu cama con el cielo.

Amaneceres

La primavera llega
y yo pienso en vos Bruno
así de repente.

Te extraño amigo,
que estés bien donde quiera que estés,
que estés bien.

18 septiembre 2011

Si pudiera explicarte, con palabras coherentes
que mi piel busca la tuya como un imán,
que me cuesta despegarme de tus ojos turbios,
que mi boca, en la noche, se abre húmeda buscando la tuya...
Y respiro, con dificultad porque se me oprime el pecho
y te veo partir abrazando otro cuerpo
amando a otra que no se parece a mí.
¿Qué me faltó? decime, decime que me faltó
explicame por qué ya no soñás conmigo
por qué decidiste irte en aquel tren esa mañana,
explicame por qué ya tu piel no quema en mi presencia
por qué tu pulso no se acelera,
no comprendo como el amor se evapora
en cada primavera
y me deja sola
ardiendo.

16 septiembre 2011

SIGNIFICADOS

mapamundi, leucocitos

En idioma Tute, significa "nos entendemos"

12 septiembre 2011

Cumpleaños.

Para mi mañana es como un día más, ya que tendré todo un año para vivirlo... pero hoy, es mi último día en la vida con 19 años, mis últimas 24 horas de esto; ¡a disfrutar!

Los días en cualquier lugar.

Me encantaba buscar tus ojos verdes que escondías detrás de los Ray-Ban, como el sol te encandilaba cuando te los sacaba. Me encanta acordarme de vos hoy, aunque duela un poquito.
Odiaba perderme siempre que iba a verte, pero amaba que vos siempre me encontraras; abrazarte y tenerte bien cerquita, después vagar por Puerto Madero y que todos nos sonrieran.

Te vi pocas veces, y creo que desde la primera vez que apareciste supe que quería compartir mis días con vos, aunque fueran eso; simplemente unos días. Al lado tuyo siempre reía, todo el tiempo reía y me sentía feliz. Por aquella época el mundo era mío, estaba segura, vos me regalaste un mundo entero.

10 septiembre 2011


Entrar al Palacio Barolo, pararme en el infierno y meterme un ratito en la Divina Comedia de Dante Alighieri.

Exquisito.

Mandamiento

Hoy saqué esta foto.

05 septiembre 2011

Máximas

QUERER ES PODER,
AMAR ES VIVIR,
LUCHAR ES CONSEGUIR.









¿Viste cuando sabés que algo va a matarte,
pero igualmente no podés dejarlo?...

Bueno; si no se me achica un poco el corazón voy a explotar, pero si se me achica me muero.


27/08/11

Hoy estaba en el mercado con un pibe especial.
Frente a la góndola de lácteos, me abrazó, dulce...
después, dando explicaciones me dijo:
"es que yo estoy enamorado de vos"

No ha existido ni existirá, en toda la Tierra, declaración de amor más casual, sincera y tierna.

03 septiembre 2011

Familia

Si todo lo que tenés, y todo a lo que te aferrás y todo por lo que luchás es una mentira ¿de qué sirve?...
Me planteás que tal vez la mentira está bien, ser más ciego está bien, y ambas sentimos que esto de pensar siempre tanto es un dolor de tripas; pero que no lo cambiaríamos si puediéramos cambiarlo.

Todos nosotros estuvimos siempre en el lugar inadecuado en el momento inadecuado y somos esto, o tratamos de no ser esto, o justificamos día a día esto.
Habiendo tantas personas, tantas posibilidades, tanto; ¿por qué nosotros? ¿Por qué todo tiene que ser tan difícil?

Me cuesta. Te hablo y se me quiebra la voz, se me caen las lágrimas sobre la mesa y explotan, y vos me mirás y llorás, y ambas nos sentimos así, desbordadas... porque somos sensibles, porque somos analíticas, porque tenemos corazón de carne y no de aire. Y vos no me podés explicar por qué, y yo no te puedo explicar por qué.

Nunca creí en la suerte ni en el destino, no me llevo bien con el azar, y las casualidades no me cierran; pero toda la vida afirmé que uno recibe lo que da, que el karma es ley, que somos energía y de nuestras acciones se desprende energía. Pero con nosotros no funciona, no se aplica esa ley de retribución. Pusimos lo mejor, aguantamos lo que había que aguantar, construimos un imperio desde cero, apretamos las muelas, nos tomamos de las manos; pero nada de eso volvió, nada de eso sirvió para mantenernos unidos y hacer que esto funcione.

Yo sé que en una época fuimos felices, allá lejos y hace tiempo; y acá cerca ayer nomás. Pero nos tocó esto; ser la excepción que confirma la regla, ser el uno en un millón. Y no tenemos la culpa... de haber estado en el momento inadecuado, en el lugar inadecuado.

Son tiempos difíciles para andar caminando por el mundo de los vivos,
entreviendo en las ventanas los reflejos de los muertos con lágrimas en los ojos.

Mienten, las leyes de la física mienten... hay vacíos que jamás tienden a llenarse.




Quisiera acariciar
la inmensidad de tu alma
con una sola palabra.

28 agosto 2011








Las tardes chorrean
su ácido
sobre mi,

y yo me quedo,
quietecita.

26 agosto 2011

Vuelos -

En un recóndito rincón de una ciudad oscura, de un país turbulento ubicado al sur de un planeta, encerrado entre algunos paralelos y otros tantos meridianos; una mujer espera.

La mano derecha busca en el interior del bolsillo, tosca, lenta. Gira la piedra, iniciando el fuego, que prende el cigarrillo, que sostiene la mano izquierda a la altura de los labios; que se aprietan y succionan, los ojos se cierran.

La brasa del cigarrillo brilla en la oscuridad cerrada de aquel rincón del mundo, tan oscuro como el universo; y a ella la invade una tristeza tan profunda y helada como el fondo del océano.
La mujer decide, que es momento de cambiar algo... de salirse de la circunferencia del círculo vicioso del dolor; colocarse en el centro, o en los arrabales, pero salirse de ahí.

Abre los ojos, tratando de distinguir entre la oscuridad las formas, los relieves, las texturas. Trata de que la brisa, la atraviese y la disuelva, transformándola en una sustancia más leve que el mismísimo aire. Observa el paisaje, vacilante. Levanta la mano izquierda, y juega a tapar las luces de las ventanas con los dedos congelados. Sonríe, se alegra de estar finalmente en las alturas, después de haber vivido en las profundidades del sufrimiento.

En un recóndito rincón de una ciudad oscura, de un país turbulento ubicado al sur de un planeta, encerrado entre algunos paralelos y otros tantos meridianos; una madrugada de Septiembre, una mujer inclina la cabeza hacia atrás y salta al vacío.

25 agosto 2011

Ceremonia secreta


Te vi unos minutos, apenas, ahí parado. Me aparecí de entre las sombras y guardé silencio. Nunca te había visto tan humano como hoy... y para serte sincera me asustó un poco. Desde que te conocí fuiste como un superhombre, arrasando con el mundo a tu paso; y hoy estabas así, como un capullo de florcita cerrado en la noche, acurrucado por el frío con los ojos salados.

Quise acercarme a vos, intimar con el calor sereno del contacto, pero llegar hasta ahí era imposible. Y así estuvimos, los dos solos entre tanta gente, frente a frente por algunos segundos que parecieron vidas enteras.

Ahora en casa, siento tus pupilas fijas en las mías… el impulso secreto de mi cuerpo de contener al tuyo, el fallido de haber ido sola y haber vuelto más sola.


Opiniones

AVISO: nada más peligroso que dos personas con un mismo código hablando del arte y la educación en la actualidad, a entradas horas de la noche.

...


Matías: una pregunta estupida te hago y encima de manera torpe... sos pesimista u optimista?

Tália: realista, ante todo.

Matías: y si tuvieras solamente las dos opciones de arriba?

Tália: realista, y eso deriva en pesimismo u optimismo , según la circunstancia

Matías: claro

Tália: diría que soy más pesimista de pensamiento y palabra, pero en acciones soy optimista, siempre.

Matías: yo soy optimista, cien por cien. Claro… eso, uno dice, sabe las cosas.

Tália: yo hago y hago aunque me den la espalda, o aunque mis pensamientos y palabras sean pesimistas.

Matías: claro, yo creo en que puede haber un optimismo inteligente.El no está metido en la cabeza, pero uno lo silencia siguiendo

Tália: “el no ya lo tenés"

Matías: eh, y que pensás con respecto a... tu futuro como escritora, te interesa vivir de eso? -pregunto para saber, no quiero lucrar con tu talento, jeje-

Tália: hace unos meses, vino a la facultad Martin Kohan a dar una charla sobre su novela Cuentas pendientes. El tipo me pareció bastante insoportable… hasta un poco careta, pero dijo dos o tres cosas que me quedaron, y pienso igual.
El tipo decía que hoy en día los jóvenes escritores, y no tanto, buscan eso, SER ESCRITORES, ver su nombre en la tapa de un libro, que su profesión sea la de escribir; pero es difente, escribir y ser escritor, yo creo en eso.
Yo escribo, pero no soy escritora, al menos por ahora. Si siento que soy escritora, en el sentido de que quiero que la gente me lea más que ver mi nombre en una tapa o esas cosas.

Matías: Kohan es copado, escribe novelas pedorrísimas, pero no es careta, bueno, un poco a lo mejor... pero coincido a pleno con vos, y con él, pero no me parece que sea de estos tiempos lo del joven que quiere figurar.

Tália: nono, no creo que sea careta… pero se presentó muy careta ese día. Vino así como quien viene a la UBA a dar una charla para pendejos que como detectaron un juego de narradores se creen que saben todo, y está bien.
Yo veo eso en algunos, y lo contrario en otros. Veo más que nunca que hay mucha gente que quiere escribir; como yo, escribir y escribir y que la gente lea. Veo que la juventud no está perdida, que hoy en día hay muchísimos pibes que escriben, y leen, y comentan, etc… ahí se equivocó un poco creo.

Matías: tenés una lucidez interesante. Bien, es así, todo eso que decís es así; lo de los tipos que creen sabérsela por descubrir el juego de un narrador, lo de querer figurar… con respecto a eso de figurar, Borges dice que no hay tentación más burda -no creo que use la palabra burda- que la de ser genial; y es cierto, los tipos jóvenes que escriben quieren mostrar técnicas, quieren mostrar que saben.

Tália: justamente, ahi es donde la literatura se hace y no sucede, lo que hablábamos el otro día, literatura de factory, diría yo

Matías: acá, a la casa de cultura, vino Dalmiro Saenz, no se si lo ubicarás… tiene cosas piolas; pero contaba que los tipos jóvenes lo cruzaban por la calle y le mostraban las cosas, y él veía estilo, técnica, pero no veía que le cuenten su mambo. Y ahí, en medio de la conferencia, se puso a gritar: ¡pibe, contame tu mambo!

Tália: me encantó.

Matías: y vos tenés claro eso, anteponés lo que querés decir a la forma de decirlo.

Tália: es que el arte es eso, expresión. Justo estaba leyendo algo de Bansky que habla de eso; que hoy en día, en resumen, se utilizan muchos recursos para decir muy poco.
Tenemos al alcance de la mano TODAS las herramientas para cambia el mundo, y lo único que hacemos es repetir patrones.
Un poco por eso deje comunicación….nunca vitan poco "zurdo hecho y derecho" en una facultad de ciencias sociales del estado. Yo no soy zurda, ni diestra, ni un carajo, pero la verdad que había mucho laucha en la facu jajaja
Matías: bien, bien, tenés las cosas claras. Me estás sorprendiendo muy bien con tu forma de pensar.

Tália: jajaja que bueno, supongo.

Matías: me metí a estudiar literatura para encontrar alguien que piense así y me frustré por no encontrarlo, están todos fascinados con las formas y las giladas…
Cómo fue tu experiencia con la gente de la UBA, el contacto?

Tália: la UBA me encanta, como facultad, con todo ese mambo; me gusta que nadie "te limpie el culo" ahí, y me gusta la modalidad de las clases, los profesores en su mayoría; tuve comunicación en el patio 2 meses, porque no había lugar, y ese tipo de cosas.
Los pibes me dejaron defraudada. Fui ahí esperando gente... no se, como vos, con la que se pueda hablar más, una especie de "generación x" o "club de la serpiente", todo eso que te venden de la UBA; y había tanto gil ahí… tanto pibe hueco que solamente copiaban y copiaban lo que decíaa el profesor. No dudaban, no cuestionaban, no preguntaban, o preguntaban "hay que leer", gente grande… qué se yo, me defraudó bastante.

Matías: sí, entiendo, a mi me pasa de alguna manera. En la carrera. protestan porque tienen que leer, y yo los aprecio, en los terciarios la cosa es más intima. Además los pibes van para ser profesores y laburar, entonces, qué se yo, es distinto a la UBA en ese sentido, en la búsqueda. Ir a la UBA es ir a investigar, a buscar conocimiento.
La cosa es que mis compañeros se metieron a estudiar literatura, y protestan cuando los mandan a leer, no hay "tráfico" de libros, no ves un intercambio subrepticio de libros, y esa gente el año que viene va a estar enseñando literatura… es una puta pena. Yo pensé que me iba a encontrar con lectores o discusiones de lectores, postura.

Tália: eso me da pena. Yo por eso reniego tanto de ser profesora, porque no lo tengo en la sangre, y eso hay que tenerlo, entendés? De un mal profesor, sale un mal pibe, que no aporta más al mundo, no quiere cambiar las cosas. Yo aprecio mucho a los profesores que me movieron el suelo, porque en gran parte por ellos soy así y pienso así.

Matías: sí, yo también le tome un afecto a ciertos profesores. Yo no tengo sangre docente, pero la literatura es mi vida.

Tália: yo creo que a lo mejor soy como Mariela, mi profesora de biología del polimodal. La tipa daba biología como una diosa, se las sabía todas, a mi me encantaba, pero todas las clases nos daba un discurso, de que nos pongamos las pilas, que seamos humanos, Egente de cambio, gente con sesos… hasta nos paso una película, en busca de la felicidad, para hacernos ver que cualquiera puede si quiere. Algunos se quejaban de que la mina "rompía las pelotas y no daba biología", no sabían nada... no sabían ver que alguien se estaba moviendo por ellos, eso es un profesor.
Lo que decía Bansky era esto: “El arte moderno es una zona catastrófica. Nunca en el campo de la historia de la humanidad se ha utilizado tanto, por tantos, para decir tan poco."

Matías: y trasmitir el amor por una materia? digo, un tipo que empieza a amar algo, descubre que tiene algo "por lo que vivir". Si vos enganchás a un pibe con la literatura por ejemplo, ese pibe va a tener algo que lo “saque” de la realidad.
Sobre el tema del arte, yo creo que hoy en día se confunden los tantos. Pienso que una caja de crayones, una piedra, es potencialmente una obra de arte, ¿no? pero potencialmente. Hoy te ponen una caja de crayones y te dicen esto es arte… y vos, espectador, tenés que completar, hacer todo.

Tália: claro, eso es Factory. Medio como Warhol, pero Andy en su época fue novedoso. Ahora todo es así, factory, te ponen un sorete y vos decís "waw, esto es arte", VANGUARDIA. Odio esa palabra, las vanguardias murieron hace tiempo.

Matías: las vanguardias dan asco…

Tália: es que ya no hay!

Matías: sos de las mías. Yo me mato con un compañero que está con las vanguardias, el cine de vanguardia en este caso. Presume estar hecho para romper con las convenciones burguesas del cine Hollywoodense, entonces un tipo que se rasca las bolas en la casa, agarra una cámara y hace quilombo. Pone a actuar un par de pornstar re chupados, y eso es cine.
Además, ¿quién lo consume? la gente de Viena, la gente de Barrio Norte -el tipo de barrio mira Rocky. Entonces ¿qué me querés vender?

Tália: caca... yo creo que la vanguardia es un gen, un gen o un cromosoma que pocos tienen. No basta con decir que si tu viejo tiene pecas, vos vas a tener pecas y ya, sos pecoso, eso es pura bosta.
Las vanguardias hace tiempo están muertas, murieron con las generaciones que tenían el cambio en la sangre. Ahora la juventud quiere quilombo, que es muy diferente a querer cambio o innovación, eso me molesta. Me molesta formar parte de eso… yo escribo para que alguien me lea y se le revuelvan las células, no para que me aplaudan por hacerme la diferente. Es todo un tema el de las vanguardias en la actualidad

Matías: totalmente. Es así, tal cuál, pero si te metés a estudiar literatura lees al pelotudo de Girondo, a Manuel Puig, todos experimentos playos.

Tália: Puig, el de El beso de la mujer araña? jajaja

Matías: si. Para mi es un pelotudo, por ahí tiene cosas, no lo sé.

Tália: no se, es un poco eso... podés leer a Puig y encontrarle algo, yo nunca leí a Puig por ejemplo, todos los libros tienen algo bueno; pero me preocupa eso a lo que vos te referís, al hecho de escribir un libro seudo mediocre y por tal o cual cosita que sea "literatura de culto", entonces todos lo leen y dicen "mirá que bueno". Y al final, nadie se anima a decir que es una miérda, porque sino no sos intelectual, y eso es pecado.

Matías: es “literatura de oculto”, porque no la lee nadie, se leen entre ellos y no se entienden. Bueno, para eso estamos los otros, para avisarles esto. Se opinan entre ellos y en su micromundo son exitosos, pasa con el cine argentino a veces… la mayoría de las veces. Dejan una cámara en un semáforo a ver si a fuerza de persistir el semáforo cobra sentido. Eso es grave, porque a los cineastas les dan prestamos. Un escritor bueno, mientras no haga talar árboles para imprimir sus experimentos, es inofensivo

Tália: yo creo que el problema es siempre el mismo…

Motivos para enamorarse.

Yo sabía por qué me había enamorado de Charly, y de todos los demás no.

Porque él me había preguntado, qué hacía una argentina sola en un bar de Madrid la noche de un martes de agosto; y yo le había dicho 'tuve sed y salí a tomar una copa' empinándome un trago. Porque me preguntó qué edad tenía cuando empecé a escribir, y qué día había dejado de esperar a mi padre.

Me enamoré de Charly porque no me invitó un trago. Se sentó en mi mesa y mirándome fijo arrimó un cenicero, prendió un cigarrillo y me ofreció otro. Me enamoré de él porque me llevó a mi casa en bicicleta y no quiso entrar; "anda con cuidado, guapa" me dijo.

Me enamoré porque todos los días me dejaba una carta en el bar de siempre, diciendo que volviera a la Argentina, que no estuviera sola y frágil en el extranjero. Porque por las noches me invitaba café y no cerveza.

Me enamoré de Charly porque en su última carta decía, que me seguiría hasta el fin del mundo si yo me iba de España, pero que hacerlo sería absurdo; y que nunca nos volveríamos a ver... "Anda con cuidado, guapa" firmó.

24 agosto 2011

Sobre Remolino Mezcla II

-
Ignacio:

Es sacar un pasaje gratis a tu corazón­­
y bucear en los cajones de la memoria­­
que paso por tus ojos­­...


Nosotros

Una vez te dije, que cuando pudieras diagramar la curvatura de mi cintura,
entenderías muchas cosas...
Entonces sería tiempo de acercarnos, solo un poco más, algunos pasos;
y sentir tu piel en la mía y mi piel en la tuya.
Hace tiempo te miro dormir,
y me asombra que sigas siendo un misterio tan indescifrable para mi.

En la pared de la habitación, justo sobre la cama escribimos:
"El amor es un juego tan simple, que siquiera tiene reglas"
y por muchos otoños nos dedicamos a jugarlo y jugarlo,
hasta quedar exhaustos, boquiabiertos, rendidos.

Ahora el invierno me congela el cuerpo y tu ausencia me carcome los sesos.
En el placard aún queda una de tus camisas, y en mi piel la sensación de tus dedos rozando.
Una vez te dije que cuando te fueras, yo entendería muchas cosas.
Entonces sería tiempo de reconstruirme y saberme sola conmigo.

El amor no es para siempre si uno no quiere que así sea,
el amor brilla y se apaga como los foquitos de luz de las estaciones.
Yo te vi amándome hace unos años, me quedé ciega de tanto amor sincero,
y después te fuiste.
No puedo decir que entonces todo era mentira, o que ahora lo sea,
simplemente el amor es un momento y dura lo que dura.



Como escribo

Escribo como hablo. Hablo hasta por los codos pero me lo tomo en serio.
Hablo como libro de auto ayuda, con mucha metáfora y esas cosas.
Me tomo en serio el impacto de las palabras, las pausas, los "sostenidos"...

Obituario

Yo solía ser como una nave imparable,
como la primavera
que arrasa y se mete por todas las ventanas
al mismo tiempo.

Hace unos meses la muerte me anda rondando,
yo la esquivo
y le digo que no ha llegado mi hora...
Y ella se va llevando, uno a uno
a los que andan cerca.
Entre tanto yo sigo corriendo,
por laberintos, escaleras y puentes,
huyendo de ese punto final
que no quiero que me encierre y me deje tiesa.

Yo solía ser como un huracán de flores rojas
amarillas y naranjas
y ahora camino, con un ramo en una mano
y el corazón en la otra.

Entre escritores.

Matías: lo que tiene que vos no decís de más nunca, es una buena habilidad. No encontré cosas de más en lo que leí tuyo

Tália: qué serían cosas de más?

Matías: palabras de más, aclaraciones de más.

Tália: me gusta mantener el suspenso, cuando me cuentan un cuento que ya se como va a seguir no lo escucho, pierdo el tiempo.

Matías: totalmente

Tália: en este caso, supongo que tiene que ver con que el personaje te cuenta una historia, que no se tiene que volver una historia de reunión de adolescentes, pero tampoco una declaración policial.. mucho detalle aburre también, poco te la deja picando pero no te engancha.

Matías: sí, tenés que leer a Carver, ese tipo no te suelta.

Tália: jajaja, why?

Matías: porque cuenta la historia desde un costado, uno lo lee y no sabe por qué sigue, pero sigue y eso está bueno. Yo hago esos intentos cada tanto.
O si ves cine con algunas de los hermanos Cohen, no sabés para donde van a agarrar, funcionan de manera rara..

Tália: me gusta lo raro. Me gusta, cuando leo, imaginarme a la persona escribiendo eso años atrás; pierdo tiempo en pensar en qué circunstancias habrán escrito tal o cual línea, y tengo la certeza de que NUNCA le atino jajaja.

Matías: eso me pasa también, pero es el oficio supongo, a veces descubrís cosas. Yo intuí que el tipo del Perfume se había bloqueado en la parte de la meditación del personaje. y era cierto, me sentí bien cuando lo confirmé. Ese es un libro para que compres...
No, a veces le atinas, pero sino no importa, vale el ejercicio de imaginar. También está que los tipos mienten cuando hablan del oficio.
Mirá esto, lo escribí mostrando una porción pequeña de las cosas, intenté.

Tália: vos tenés eso que tienen los autores, de poder hablar del recuerdo de las piedras con musgo de un personaje, a mi me cuesta un poco a veces...
Deberías perder la técnica, soltarte más, pero soltarse es volverse barrilete y olular de acá pa' allá

Matías: puede ser, siempre está el intento. Totalmente.

Tália: me gusta cuando hacés eso, crear la mente de un personaje, esa fibra íntima de cada persona. Como mi Elvio pensando en la bici inglesa del abuelo, o tu Vivian en el color del musgo en las piedras.

Matías: claro, entiendo, siempre es bueno meter eso. Tengo otros intentos de esos.

Tália: tu problema es ese, que intentás, tendrías que dejar que las cosas salgan solas. La literatura no se hace, sucede.
"Feeling loved is very important, but loving, my precious girl, that's the necessity"

23 agosto 2011

mañanitas.

Me revienta que la gente me mande a terapia.
Me revienta no poder conmigo.

22 agosto 2011

Carta Pública VII

Cuando me conociste yo era yo, no se si Natalia, Tália, Talita, ya no se; pero se que era yo, la de ahora pero un poco antes.

Aunque el tiempo haya pasado, me miro al espejo y veo la misma desesperación en mis ojos, y esa desesperanza que no quiero que me coma viva hasta matarme.
Se que soy la misma porque me siento la misma, pero me veo las fallas... creo que sabes que siempre fui una experta en encontrarme defectos, y se bien por qué y me duele "crecer" y entenderlo.

A estas alturas, no se si valdría la pena enroscarme hacia atrás, y explicarte tantas cosas que no tienen sentido ahora... que tal vez, o tal vez no, hayan determinado ciertas actitudes en vos, o las hayan reforzado, o vaya uno a saber. Pero si vale la pena escribirte esta vez, aunque me hayas dicho hace mucho que leerme te confunde o te deja un poco mal.

Me gusta pensar que el tiempo, además de desgastarnos e irse llevando nuestra vida, nos hace crecer y entender las cosas al mirarlas desde lejos con una lupa; aunque en estos tiempos que corren, corren o la que corre soy yo, ya no se... no tengo casi ninguna certeza.

En el fondo de la cajita de las cosas que decir, o hacer, o pensar; queda una sola palabra que no se dice, ni se hace, ni se piensa: QUERER.

Desde que me conociste, cuando yo era Natalia, Nata, Nati o como fuera; mi vida siguió dándose vuelta, llevándome más abajo y más arriba que nunca, para variar. Y me pareció tierno, que en este momento, el de estar abajo, yo pienso en vos de repente y no espero que me des la mano para levantarme un poco ni nada de eso, siquiera espero que me dediques una respuesta para saber que te llegaron mis palabras... lo único que espero es que te sientas querido.

Cada tanto uno llega al fondo y a lo mejor entiende que la vida es un segundo, seguido de otro segundo y de otro más; y así hasta el final de los tiempos... y que cada uno de esos segundos puede cambiarlo todo radicalmente.

Yo ando por esas latitudes hace un tiempo largo, digiriendo la posguerra de la vida, acostumbrándome a que las cosas son de una manera que no me gusta que sean pero no hay nada que hacerle. Y desde acá abajo pienso en vos, y en tu decepción para con el amor y esas cosas... y me pongo encima el kilo de ego que dejé atrás y pienso que a lo mejor yo para vos fui una decepción enorme, y te pido perdón desde el corazón por haberte sumado ese peso, por haber contribuido a esa idea que tenías del cariño efímero.

Yo me encontré con eso de frente y me decepcioné enormemente, y desde entonces ando sufriendo como nunca había sufrido y comiéndome esa tristeza para mantener la frente en alto y los pies sobre la tierra. Entonces se me ocurre escribirte, ya que ando pensando en vos hace mucho tiempo. Se me ocurre escribirte y decirte que te quiero, así sin más vueltas y explicaciones y palabras idiotas que siempre están camuflando esas ocho letritas.

Te quiero, te quiero mucho y te pido perdón por haberte lastimado, o decepcionado, o lo que haya sido. Te quiero y te lo repito para que entiendas, que no sé qué hice mal, que hicimos mal, que faltó o que sobró, pero no exagero si digo que yo hoy estoy acá escribiéndote esto; porque vos ayer estuviste ahí sosteniéndome la mano, y eso vale, vale muchísimo.

Podría seguir escribiéndote por horas, siento que tengo tanto que decirte. Siento como si te hubieras ido de viaje y de repente me enterara que estas viviendo en frente de mi casa, y me invaden estas ganas de salir corriendo a decirte que tenés que saber que yo siempre te quise y que te quiero, que te aprecio como aprecio a pocas personas y que eso no es algo que te dicen todos los días, o tal vez si, si tenés suerte.

Podría seguir escribiéndote por horas y repitiéndote todo esto, pero en fin, no te escribí para justificarme, sino para que te sientas querido por un ratito, un ratito más.

Pausa

Cerrar los ojos, termina siendo como abrirlos; en la claridad oscurecida de la madrugada, donde estallan los sonidos mudos de la soledad falsa del sueño.
Apretar las muelas no duele tanto como dicen, pero pesa más de lo que nadie puede llegar a explicarte.
Respirar profundo no calma, pero da vida. Contener la respiración asfixia.
Yo nunca supe distinguir bien, una cosa de la otra; si llorar es sentir o sufrir, si reír es desahogar o disfrutar.

Estar así, caminando por esa delgada línea, entre la calma y lo que daña.

21 agosto 2011

Vacíos

Hoy fue la gran mudanza.

Mi casa quedo vacía y sola,
mi mamá quedó vacía mirando la casa y llorando,
y mi hermano se quedo solo en una casa vacía.

20 agosto 2011

Ya se que te hice cargo de mi dolor una vez, lo se bien.
En este momento, no me estoy sintiendo bien...
y no hay palabra que me calme el alma,
ni foto vieja que me borre la decepción.
Necesitaría, necesitaría tanto un gesto de amor
que quisieras, tal vez, cuidarme un poco,
estar conmigo un rato nomás.
No importa tanto lo que hagamos,
siquiera espero que me des soluciones...
solo quisiera, esta vez, un ratito,
un ratito para que estés conmigo.
Un abrazo que me diga que no todo es inflamable,
que el corazón no se hizo para estar roto,
que las promesas, a veces, si se cumplen,
que no me voy a sentir así de sola toda la vida.
Y es que necesito creer, tener esperanzas,
no sentirme tan, tan mal.

18 agosto 2011

Sobre el desengaño, fragmento.

Bajofondo-

El océano es profundo y helado. Y ahí estoy, sentada en el fondo, experimentando el silencio de la soledad cruda. Aprieto los párpados, muy fuerte, y siento en la boca la sal de las lágrimas, en el fondo del abismo.

Arriba, mucho más arriba, hay luces, colores, sonidos; pero no acá… tan abajo que las luces se apagan, los colores se destiñen y los sonidos se silencian. Estar solo es así, se siente así; duele y lastima así, como el agua helada, como millones de agujas clavándose en al piel al mismo tiempo, sin tregua. Como el último aliento escapando del cuerpo y dejándonos sin esperanza; hundiéndonos por el peso de la carne, sin la ligereza de la ilusión del alma.

Hace días que estoy así, en el fondo, sintiendo el olor de mi propia putrefacción, enredándome en pensamientos que me mantienen atada al ras del suelo, casi rozándolo. Y ya no se, cuanto más soportará mi cuerpo, sin la calidez de un corazón latiendo.

La pasión de decir /2

Ese hombre, o mujer, está embarazado de mucha gente. La gente se le sale por los poros. Así lo muestran, en figuras de barro, los indios hopis, de Nuevo México: el narrador, el que cuenta la memoria colectiva, está todo brotado de personitas.

Eduardo Galeano, fragmento de El Libro de los abrazos.


Este tipo me cae tan, tan bien.
.
Ayer me senté a ver la lluvia; gota tras gota empastándose en la ventana,
gotones con gotitas uniéndose y bajando por el vidrio.
Al rato, en el piso, se formó un charco y ahí vi reflejados mis ojos tristes;
y me di cuenta que si no aprendo a nadar me voy a ahogar en ese mar...

EXPLOTA

Estás buscando un símbolo de paz

17 agosto 2011

AMOR

En estos tiempos el amor es como una nube de humo para mi, algo que se va deshaciendo con el soplar del viento. Me cuesta creer que exista, que sea verdadero, que mueva al mundo.

Hoy un amigo me mostró dos fragmentos de El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano. Mañana voy a comprarlo en la librería de siempre, y me lo voy a comer vivo. A ver si un golpecito de perfecta literatura me hace recordar que el amor es eso; el motor que mueve al universo, lo que hace correr la sangre en las venas, lo que motiva a un cuerpo a salir de la cama en la mañana helada de un día gris.

Veremos.

16 agosto 2011

Carta pública VI

Mamá:
Si te duele el corazón y yo no tengo la cura, ¿cómo hago para ayudarte? Si no tengo los años, ni las vivencias suficientes para darte un consejo que valga la pena, ¿qué te digo? Si no tengo la fórmula para arreglar los errores del pasado, ¿cómo te muestro que queda un futuro que construir? Si tu angustia me parte el alma, ¿cómo hago para que te duela menos?

Toda mi vida te ocupaste de hacer eso por mí... de ayudarme en cada cosa que pudiste, de aconsejarme con la palabra justa aunque doliera y no quisiera escucharte; de hacerme saber que no importaba cuántas veces me equivocara, que siempre había tiempo para cambiar las cosas y vivir la vida que quería; que no importaba si me dolía el alma, vos siempre me ibas a contener en tu abrazo.

No se qué hacer, mamá, más que darte mi amor y esperar que las cosas pasen.
Te amo.

Oraciones.

Hace unos años te pedí la fuerza para soportar todo esto, no se si me la diste, pero todo tiene un límite y estoy llegando al mío.

Hoy, ya no pido fuerzas sino más valentía; para abrir la puerta, salir, y cerrarla para siempre.

15 agosto 2011

Policial -fragmento.

Fueron las ocho horas más largas de mi vida, hacía mucho frío y el lugar era horrible. Daba la impresión de que no habían cortado el pasto en años, al caminar se me enredaban los zapatos en los yuyos, que despedían un olor putrefacto a animal muerto y huevos podridos.

El terreno era grande, no se podía divisar bien el fondo desde el portón de entrada, solo un montón de árboles viejos, resquebrajados y altos. La casa dejaba mucho que desear, descuidada y fuera de época, daba la impresión de un cuadrado tosco insertado en el medio del terreno.

La cinta policial cercaba todo el perímetro, varios móviles cortaban la calle del frente; y un gordo inmenso, enfundado en un traje de policía, impedía el paso a la finca.

Mientras miraba por el vidrio del coche, impaciente, recordaba que apenas aquella mañana había estado en once, comprando telas y botones… ¿Dónde estaría mi bicicleta, en qué lío me habría metido esta vez?
Me indicaron que bajara del auto y seguí a los dos detectives hasta el portón de entrada, al llegar ahí nos detuvimos. El más alto de los agentes le dijo algo al oído al gordo, quien me miró con un gesto algo despectivo, y se corrió para dejarnos pasar. El portón emitió un chirrido inquietante y se abrió sólo un poco, parecía pesado. Al dar mi primer paso sobre el pasto enmarañado y rancio de la finca, tomé conciencia de la magnitud de la situación; estaba hundido, hasta la garganta.

Escribir

"No escribo para que otro me diga que soy buena, ni para decirme a mí misma que sé hacer algo; no escribo para no quererme, ni para que eso me de de comer. Sería genial, si. Quererme más, que me guste lo que hago, que a la gente le guste y que me de de comer.

Pero escribir es lo único que hago espontáneamente y que en 20 años nunca deje de hacer"

13 agosto 2011

La mejor forma de soportar los dolores, es volverlos literatura....

09 agosto 2011

Confesión

Tengo unas ganas tremendas de enamorarme.

08 agosto 2011

Mal Humor.

Hace frío y se me congelan las manos, la sangre circula lento por mis venas, dicen...
Es lunes y no tengo ganas de que sea nada de nada; ni lunes, ni agosto, ni dos mil once, nada.

Quiero estar en casa, escribir cosas que tengo en la cabeza, quiero terminar de hacer algo alguna vez en mi vida.

01 agosto 2011

"A lo mejor mi vida no es tan caótica y es el mundo el que lo es. Y el único engaño es intentar aferrarse a ella a toda costa"

Elizabeth Gilbert, Eat Pray Love.

26 julio 2011

LÍNEA B

Me gusta viajar en subte con vos, y que te acuestes en tus rodillas como yo y me mires.

25 julio 2011

San Telmo -

Lindo día, rico pibe.

22 julio 2011

Cumpleaños con Las Fuleras.

En esa casa se respiraba la felicidad,
y yo que nunca había estado en Castelar,
y con tanto vino encima...
más feliz andaba.

21 julio 2011

Colores en el cielo
dolores en el alma.

Viaje


Huir a las sierras cuando el cuore duele y el mundo se cae a pedazos.
Respirar con el primer rayo de sol de la mañana, dejarse ir...

A veces hay que irse lejos.

20 julio 2011

Tarde de frío en las sierras cordobesas.

19 julio 2011

Si fuera un cuadro, sería este:
Amadeo Modigliani. "Mujer en traje marrón"

28/06/11 -Bondi.

A veces tengo la sensación de que las esquinas son todas iguales, que todas tienen el mismo cristal roto tapado por telarañas en el ángulo superior derecho; que siempre sé donde estoy cuando en realidad siempre me pierdo...


18 julio 2011

A veces hay que hacer de tripas corazón

13 julio 2011

Creciendo.

Dejar toda mi vida atrás no es tan difícil realmente, pero en algún punto pesan tantos altibajos, tantos cambios y tan poca estabilidad.
No se bien lo que quiero, pero se bien lo que ya no quiero nunca más.

Habrá que ver que pasa.
"Hemos sufrido mucho de este lado del río.. no se por qué la adolescencia en el oeste es tan cruda a veces"

10 julio 2011

Todo se va a la miérda, casi siempre.

06 julio 2011

Descubrimiento.

Descubrió una mañana que alguien había soñado una vez con ella. “Perseguíamos sapos color amarillo ámbar por el pasto...”

Se quedó atónita… no sabía quién, pero alguien la había soñado.

05 julio 2011

"Cuando el poder del amor supere el amor al poder, el mundo conocerá la paz"

Jimi Hendrix

03 julio 2011

.
A veces no utilizamos esa capacidad tan simple de hacer feliz a alguien con muy poco.

Somos seres infinitamente tontos.
.

02 julio 2011

FONDO ._

Quilombo astral entre las tripas,
aprieto las muelas pero no cierro los ojos.
Se me cae una lágrima, una sola...
aunque no me siento miserable del todo,
tampoco logro quererme a esta hora de la madrugada.
Sigo acá sentada, asquerosamente lúcida,
desintoxicada y autodestructiva.
Debería dormir, pero no puedo.
Podría dormir, pero no tengo ganas...
o tal vez si, tal vez solo eso deseo
la calma del sobre caliente de sábanas,
el vaciamiento de mente sobre una almohada aplastada.
Todo está oscuro, frío, silencioso.
Me encanta y me desagrada, todo junto
en iguales proporciones excesivas.

¿Por qué no puedo ser de otra manera?
¿Por qué no logro hacerme funcionar de la manera que soy?