28 agosto 2008

Más células y sal.

.
Al final solo vale lo bueno.
.

27 agosto 2008

Mis formas

Tantas idas y venidas, y yo queriendo amarte.

A veces este cuerpo me queda chico para expresarme,
porque siempre creo que puedo amar un poco más...
Que puedo fumar bajo la lluvia, y que eso solo implique un 'te amo'.

26 agosto 2008

Banda Ancha

Me haces bien, me haces bien, me haces bien ...

25 agosto 2008

Herencia

Se me van los segundos, Vieja, y me da terror olvidármelos...
Gracias por la máquina de plasmar letras, así lo importante va a quedar intacto.

24 agosto 2008

Fuerza Interna

Decidí que voy a pelearla, esta vez no me pienso rendir. Si llegue hasta este punto, fue a prueba y error, a puro corazón. No pienso dejarme estar, y arruinar todo esto que llamo vida por ser cobarde.
He vivido, he reído, y he sido más que feliz. Ahora me toca aguantar, apretar bien las muelas, y aguantar.
"El final no llega hasta el final"...

22 agosto 2008

Naturaleza

.
Antes de nacer me sentía de una manera inexplicable.
De cuando en vez vuelvo a sentir esas sensaciones...
.

La dolce vita

He mirado al sol, con los ojos bien abiertos,
y sentido el frío viento en la piel, al filo del océano.
He disfrutado el aroma de un millón de campos florecidos,
y llorado bajo cielos muy celestes.
Contemplé las estrellas hasta sentirlas en los ojos,
y busqué signos en cada rincón de la luna.
He sentido la boca seca después de los sueños,
y el sabor amargo de la fiebre cuando quema.
Cubrí mi cuerpo con dulces excusas,
y me entregué al fino perfume de las renuncias.
He dormido cientos de noches sobre la tierra,
y he esperado la lluvia con cada célula.

Puedo decir que he vivido, para seguir viviendo.

21 agosto 2008

Nostalgia

Sentir frío en la punta de los pies,
es como cruzar un río sin zapatillas...

Todo un abismo de emociones.

Tantas cosas para dar


      Un abrazo de oso,
        y de árbol,
             y de mujer...

20 agosto 2008

Feliz cumpleaños

- ¿Qué significa «domesticar»? -preguntó el Principito-
- Es una cosa demasiado olvidada -dijo el zorro-. Significa «crear lazos».
- ¿Crear lazos?
- Sí -dijo el zorro-. Para mí no eres todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito, y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para ti único en el mundo...

Plan A

¿Qué le está pasando a mi cuerpo, que respira buscando tu perfume?

19 agosto 2008

Los mismos miedos

Iban a hacer 6 meses...
No me gusta sentir este tipo de miedo. No me gusta porque es profundo y no tiene forma de ser curado. Es un miedo ciego, rebalsado de especulaciones, un miedo que te maquina la cabeza, y sabes que lo peor seguramente pase.
Es un miedo al que no aprendí a ser inmune, un miedo que te agarra a cualquier edad.
Y es de esos miedos que te sacan lágrimas muy frías, que te hacen respirar mal, que te dicen al oído "todo está bien, nada está bien, todo esta mal, muy mal..."

Iban a hacer 6 meses, desde la última vez que le tuve miedo a la muerte... ¿Por qué estas sensaciones tuvieron que volver?.

17 agosto 2008

Te me fuiste lejos, Martincito.

Conectarme al msn, y que me digas:
"Hey loca, estoy en Alemania"...
Las vueltas que da la vida, tengo que empezar a escribirte una carta.



Tincho dice: hey loca! estoy en alemania
nata dice: naaah, que locura!!!! que haces ahi???
Tincho dice: me vine a trabajar jaja
nata dice: asi no vale!!!!! hasta cuando??
Tincho dice: no se, como mucho 5 meses
nata dice: que flashhh. te mando cartas, queres? jajajaja
Tincho dice: cuanto tenga un hogar definitivo jajaja
nata dice: jajaja. dale dale, cuando sepas algunos datos, mandame un mail..
Tincho dice: ok
nata dice: que flashero
Tincho dice: jajaja
nata dice: jajajaja hace mucho estas ahi?
Tincho dice: desde el miercoles
nata dice: WAW! sabes aleman? jajaja
Tincho dice: algo
nata dice: jejeje 'Ich live dich' y 'aufwidersehen'... todo mal "escribido"
Tincho dice: jaja
nata dice: que flash, hace 4 meses mandé una carta a Alemania... es un bajón escribir las direcciones jajajaa
Tincho dice: son una mierda
nata dice: see. además parece escrito en código!!! "wershft watrgdhss 2345" jajaja
Tincho dice: jajaja es cierto puras consonantes
nata dice: bueno, cuando tengas la data mandame un mail. Divertite!!!
Tincho dice: gracias. besos

Escribo a la madrugäda

¿Y si no tengo palabras que expliquen lo que siento por vos?...
Solo digamos, que todo está donde tiene que estar, y es suficiente.

16 agosto 2008

Sueño de Viernes

.
Tu piel es mi vicio.
Se que tu cuerpo me puede hablar...
.

14 agosto 2008

MSN

-Joaquín: saber una dirección no es la vida, la vida, la vida, la vida...
na... sos hermosa, pero mas allá de eso... hay una sonrisa que siempre te la vas a tener que ganar...
-nata: las sonrisas fáciles no valen la pena, se pintan con acuarelas... sonrisas de revista Viva
-Joaquín: eso o te comes una vida con mayonesa y un montón de gatos de adorno. De todas maneras, a quien le importa. El futuro llego hace rato, así que la vida sigue siendo hoy, ahora, y ahí esta la sonrisa.
-nata: mi sonrisa de verdad no existe, porque es mía, no la muestro.
-Joaquín: sería lindo que la compartas, no porque yo soy yo, sino porque a mi me interesa
-nata: pero es mía... una mujer tiene que tener algún secreto solo de ella, algo que muera con ella, algo que muera en fin...
-Joaquín: justo la sonrisa tenía que ser?
-nata: algo tiene que morir... algo profundo, algo que nadie sea capaz de recordar con exactitud...
-Joaquín: me muero de ganas de besarte...
-nata: mi boca no te pertenece.
-Joaquín: a nadie.
-nata: es verdad.
-Joaquín: los besos no se piden
-Joaquín y nata: "se roban"
-Joaquín: de todas maneras, va a quedar en mi en el esfuerzo. Y eso, por más que quieras, no lo vas a saber hasta que suceda.
(...)
-Joaquín: y vos?
-nata: yo qué?
-Joaquín: vos en general
-nata: natalia maggi, "mujer de la boca bonita y deseada". Soy el cuerpo detrás del nombre, y todo lo que el nombre implica, fin.
-Joaquín: bonita?, deseada?, nombre y cuerpo?
-nata: "marta"
-Joaquín: tu nombre no implica nada, seguís en las sombras...
-nata: mi nombre lo es todo...
Hoy un tipo me dijo "vos no sos más que una boca bonita y deseada, no sos nada, pendeja"... tiene razón
-Joaquín: sos expositiva
-nata: ¿?, explicate
-Joaquín: banca. Tu voz es extraña

Un misterio de mujer

Se sintió mal por un instante y quiso irse, frenar el bondi y bajarse ahí a mitad de cuadra; pero no, tragate los sentimientos nena, quedate sentadita en tu lugar.

El otoño en San Miguel no le gustaba, nunca le había gustado. Era una de esas épocas que no recordaba, que no le generaban nada en el cuerpo desde hacía muchos años ya. Igualmente tenía algunas fotos que guardaba en un cajón, junto a dibujos y recuerdos de gente que ya no existe más. Un cajón repleto de cosas de otra vida.

No podía creer que estuviera en ese colectivo una vez más, que esta vez faltara tan poco para llegar, y no se hubiera arrepentido como las otras siete veces. Ganas no le faltaban, pero como ya no le sobraban las excusas tuvo que quedarse.

Odiaba esas cuadras, minadas de recuerdos explosivos, que le destrozaban el cuore.

Quiso bajarse otra vez, pero vio su reflejo en el vidrio medio empañado y se puso a dibujar algunos círculos, para controlar el sentimiento.

No quería llegar, no quería ver esas persianas verdes y esas plantas nunca más. No quería bajarse en esa esquina, caminar esa maldita media cuadra de baldosas flojas y golpear en esa casa. ¿Por qué justo esa casa?, ¿Por qué ese color de persianas y esas plantas mal cuidadas?...

Si, sentía miedo... un miedo profundo, pero igual golpeó la puerta, esa era la última vez. Al instante abrió un tipo, le dio la bolsa y le cerró casi en la cara, como tantas otras veces.

Sintió ganas de tirar todo a la mierda, de meter la bolsa en el cajón junto a los dibujos y las fotos, y borrarse para siempre. Pero no; tragate los sentimientos nena, quedate quietita en tu lugar.

01:56 AM

Este nombre y esta piel. Es todo lo que tengo....

13 agosto 2008

El Río -Fragmento-

Y sí, parece que es así, que te has ido diciendo no sé qué cosa, que te ibas a tirar al Sena, algo por el estilo, una de esas frases de plena noche, mezcladas de sábana y boca pastosa, casi siempre en la oscuridad o con algo de mano o de pie rozando el cuerpo del que apenas escucha, porque hace tanto que apenas te escucho cuando dices cosas así, eso viene del otro lado de mis ojos cerrados, del sueño que otra vez me tira hacia abajo. Entonces está bien, qué me importa si te has ido, si te has ahogado o todavía andas por los muelles mirando el agua, y además no es cierto porque estás aquí dormida y respirando entrecortadamente, pero entonces no te has ido cuando te fuiste en algún momento de la noche antes de que yo me perdiera en el sueño, porque te habías ido diciendo alguna cosa, que te ibas a ahogar en el Sena, o sea que has tenido miedo, has renunciado y de golpe estás ahí casi tocándome, y te mueves ondulando como si algo trabajara suavemente en tu sueño, como si de verdad soñaras que has salido y que después de todo llegaste a los muelles y te tiraste al agua. Así una vez más, para dormir después con la cara empapada de un llanto estúpido, hasta las once de la mañana, la hora en que traen el diario con las noticias de los que se han ahogado de veras.
Por Julio Cortázar, de Final del Juego

Natalia y sus ojos de amor

12 agosto 2008

Mujer Semifusa

Cita

"Siempre es levemente siniestro volver a los lugares que han sido testigos de un instante de perfección"

Sobre Héroes y Tumbras, Ernesto Sabato

11 agosto 2008

Felicidad

Tanto buscabas Natalia, en los lugares más lejanos...
Tanto buscabas sin fijarte en las cosas importantes.
Hasta hoy no habías aprendido, quizás, que se puede ser feliz con tan poco...

Ay Natita, Natalita de mi corazón, que bien te queda la sonrisa.
Si tan solo te durara...

Martes astral...

A, B, C, D, fue...
Cuando los planetas se alinean a mi favor, y el viento me da en la cara, y el sol en la espalda, y tu boca está en mi cuello, y mi mano entre tu pelo, y no paras de sentir mi corazón, y se me agita la respiración.
Cuando el reloj da las seis, y el tren llega a la estación, y estás ahí con el sol en la cara, mirándome por última vez, y yo tengo esa sonrisa, de chica enamorada, de labios que disfrutan el sabor de tu piel...

07 agosto 2008

Las horas

"Siempre los años entre nosotros, siempre el amor y las horas. Las horas, siempre las horas"...


Anoche transpiré mucho, tuve taquicardia, se me resecó la boca, y me desperté, a las 5 de la mañana, con los ojos llorosos y una horrible sensación... después de eso, soñé con Virginia Woolf...

Viernes

Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos...
Te espero, Oliveira.

06 agosto 2008

Música Francesa

Leerte... leerte escuchando música francesa.

Camille Dalmais hace que todo se sienta más triste, mucho más triste... porque te leo y se que es el final de esta fantasía. Se que tu amor ya no es ni será para mí, o peor aún, me doy cuenta de que nunca fue para mi.

Leo tus adjetivos para ella, imagino sus verbos en plural; "caminamos", "nos miramos", "nos amamos"... y Camille sigue cantando, todo un genocidio para el corazón. Por favor Camille, ya no cantes; no cantes más con esa tonada francesa, no repitas "L' amour" nunca más. Dejá de cantar, porque no lo soporto.

Una vez más soy Natalia, solo Natalia como tantas otras veces. Natalia con Camille cantando de fondo, hablando del amor que rompe barreras.

Shh... ya no Cantes Camille, andá bajando el tono hasta que solo quede silencio. Silencio, una ventana abierta, y una mujer mirando las calles; esperando que, tal vez, algún día, aparezca ese hombre al que amó con una locura repentina, aparezca y tenga ganas de amarla él también.

05 agosto 2008

¿Encontraría a la Maga?

Sentirme así, como una Lucía Uruguaya, bajo un disfraz de Maga, de niña-mujer. Encontrarme ahí sentada, al sol en un banco frente al cementerio de Chacarita, a la espera de un cualquiera, bajo un disfraz de Oliveira.
Sabes Horacio, el mundo está lleno de Magas, repleto de Magas que vagan a la espera de un Oliveira como vos... de un Oliveira que las vea y las busque, un Oliveira que las siga con los ojos sin despegárseles.
Estar así, con el sol pegándome en los ojos y un cigarrillo consumiéndose entre los labios, esperándote, Horacio. Mirando las palomas que se amontonan sobre los baldosines, del otro lado de la calle, esperando ahí sentada que aparezcas...
Y me escondo bajo un disfraz de Maga, una falsa Lucía porteña. Y, sí... muchas veces te vi cruzando estas calles, en el mismo vagón de tren, al doblar en alguna esquina, bajo un disfraz de Horacio Oliveira... y te miré, con mis mejores ojos de Lucía, sonriéndote con mis mejores labios de Maga, pero no te diste cuenta de que era yo...
Sabes Horacio, el mundo está lleno de Magas, repleto de Magas como yo, que vagan a la espera de un Oliveira como vos...

"Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos"

A propósito de la historia de Rayuela, de Julio Cortázar.

Pequeñeces


(...)
Es allí, en una palabra, donde tembló el misterio del amor.
Todo esto ella lo dice y lo repite al que la quiera oír, lo cuenta y lo recuenta saboreando con inefable delicia los dulces recuerdos de la edad de oro de su vida...

'Pot-Pourri, Silbidos de un vago' - Eugenio Cambaceres-
Fragmento en femenino.

04 agosto 2008

Tarde de cine shampoo

El cine shampoo dominguero de los canales de aire me aburre... Prefiero revolver los armarios, abrir cientos de cajas, buscar debajo de la cama y entre las hojas de los libros, para encontrar tus cartas...
Me gusta tu letra, tan similar a los garabatos de un chico, y sin embargo entendible... Tu forma extraña de terminar las palabras, de armar las oraciones. Y me encanta releer tus líneas, y descubrir que habías escrito 'Te quiero', y que me dabas la razón y decías que me extrañabas...
Releer y saberme tan enamorada, a la espera de alguna revelación, de alguna oportunidad, de decirte que te amo de una buena vez, mirándote a los ojos

02 agosto 2008

Ferrocarril

Viajar hacia atrás en el tren, como a través de un flashback vertiginoso de recuerdos olvidados, procedimiento muy raro. Viajar me hace pensar mucho, disfruto de miles de viajes paralelos, millones de empalmes ferroviarios que no tienen fin... se extienden por kilómetros, eternos, llevándome hasta mis días de infancia más remotos.
A veces me da un poco de miedo, sumergirme en ese canal que pasa por detrás de la casa... y ser arrastrada por la corriente, hasta la época de las cosechas, de los viñedos; contemplando desde el agua las uvas maduras chorreando su jugo sobre las galerías, sentir ese profundo olor a orégano que viene desde los galpones viciando el aire... El canal es imponente... ¿Cuántas personas se habrán ahogado ya en las historias de los tíos?, ¿Cuántos perros dormirán en el fondo de ese monstruo fluvial?...
Los empalmes ferroviarios siguen extendiéndose, mientras viajo de espaldas al presente, indiferente a lo que sucede aquí y ahora, dejándome llevar más allá, hacia el pasado que se me impregna, queriendo quedarse, permanecer...
Y da tanto gusto escuchar la música que viene desde adentro de la casa, mientras mamá entra y sale con platos y bandejas, tendiendo la mesa bajo la morera, sobre el mármol. El abuelo canta con entusiasmo, con un vaso de cabernet sauvignon en la mano, cosecha 1995. Mientras tanto la abuela teje una bufanda, y nos mira bailar, a papá y a mí. Giramos y giramos, al ritmo de melodías sin importancia, porque lo crucial es el momento, es el sol en los ojos, y el olor a moras recalentadas, es el vino del abuelo, el sonido de las agujas que chocan creando puntos, es la sonrisa de papá, y los días perdidos, que no vuelven más...
El tren sigue andando por un rato, pero el flashback se ve interrumpido por un tipo de gorra asquerosa que me pide el boleto. Igual ya no importa, tengo la sonrisa pintada, y el sol me pega en los ojos al bajar en Teniente Agneta.

01 agosto 2008

Ese beso

Como me perdí ese beso...
Me tenías así, de la cintura, con fuerza, rabioso ante mis protestas. Mi cara sonrojada, a centímetros, tu boca... que se abría, y se cerraba, y se volvía a abrir, con movimientos lentos y palabras borrachas. Yo ahí, enamoradísima con mis quince años, y tus manos firmes en mi cintura, esquivando tu boca, que me buscaba, y me buscaba, y me buscaba...
Ibas de un lado a otro, reclamando tu beso, quejoso, algo alcoholizado pero muy decidido, una mezcla entre cariñoso y caníbal; y yo te huía, te huía, te huía, hasta que me dejaste...
Me miraste fijo por unos segundos que parecieron años, te di un beso en la mejilla, y me soltaste. Te fuiste sin saludar, como siempre, y antes de desaparecer en la esquina, te diste vuelta y levantaste un brazo, yo te devolví el gesto, y te miré unos segundos más... enamoradísima, y tu cara de enojo y amor, amor, amor, amor y enojo otra vez....