31 agosto 2012

Evidencia- microrrelato



No podía abrirla, tenía miedo. La bolsa era negra, pesada, y despedía un olor putrefacto que me hacía llorar los ojos. El auto había estado estacionado en la entrada de la casa durante una semana... a  esas alturas deseaba profundamente haber puesto mayor atención a lo que sucedía en la cuadra; ¿Cómo era posible que el paquete en cuestión hubiera llegado al maletero de mi auto? ¿Qué contendría, cómo podría explicarlo?
Apurado y nervioso la cargué hasta el río; y en el preciso momento en que me disponía a tirarla, la bolsa se abrió y mis pies quedaron bañados en un líquido rojo.

10 agosto 2012

TRANSATLÁNTICO


Un viaje en transatlántico, por el océano del barrio;
así nos vemos a veces,
enaltecidos en la gloria de tenernos,
magníficos, inimputables...
Y al llegar a la puerta descendemos,
y llueven flores
e iluminan las luces nuestros rostros satisfechos.

09 agosto 2012

Estoy atravesando un nuevo período creativo, volviendo a pintar, escribiendo mucho y sacando menos fotos... Trabajo en un proyecto secreto, ya tendrán noticias mías.

06 agosto 2012

Siempre quise pintar un rostro, pero nunca me dieron las manos...

03 agosto 2012

AMOR



Si me dieras la mano,
podría contener una galaxia 
en una caja de fósforos;
mirándote a los ojos,
explotando,
permaneciendo....

19 junio 2012

Junio 2011


Durante un breve lapso fui esperanza, alimento del palpitar de un corazón que esperaba mis ojos... Cuando soplaba el viento arrastraba mi perfume hacia su cuerpo, lo hacía vibrar y estremecerse.
Comenzar a descender a las profundidades, un paso en falso del que no se vuelve intacto.
Hacia el interior del espiral todo se volvió sombrío y helado, semilla de destrucción y caos. Después de muchas lunas recibí tu desprecio, y me convertí en motivación para tu parte más humana. Dejé de conocerte, de encontrarte detrás de tus ojos. Me pregunté si alguna vez te conocí, pero no encontré respuestas.
Quisiera quererte un poco más ahora, alimentarme de tu recuerdo. Anclar este barco que lleva mi carne en pedazos, bajar a tierra firme y reconstruirme.
No recuerdo aquellos días en que supiste esperarme con el corazón abierto y los ojos cerrados... he navegado lejos, ya siquiera diviso tu continente en el horizonte.

XVIII-



El mundo no sabe de ellos
pero en sus ojos se miran y existen...
Y aunque la gente no entienda de esto,
en sus manos unidas se generan universos,
cuando dos cuerpos se funden en uno,
en una máquina del amor. 
Cada madrugada los despierta del sueño,
y los deja rendidos, jadeando,
incompletos.

06 junio 2012

VOCALES


Voy a escribir hasta que se me derritan los dedos,  
y algún día alguien sabrá quien soy.

18 mayo 2012

Destripando a Natalia V


Viejas inquietudes: 
Cuando miro por la ventanilla del tren a la gente, entiendo que todos forman parte del mismo engranaje, todos giran y alimentan el mismo movimiento frívolo, vacío de significados. Durante muchos años me dio miedo formar parte de esa máquina de repeticiones, ser una pieza más 'única e indispensable' en su funcionamiento... temí ser tan igual a todos, tan exactamente igual al resto de la gente. Temí que todos fuéramos lo mismo, que no hubiera diferencia, que estuviéramos condenados a la eternidad de la idiotez, a perpetuar un sinsentido. Temí sentirme siempre diferente, descolocada, obsoleta; y sufrí pensando en la idea de tener otro ritmo, de no encajar en la marcha del mundo y estancarme para siempre en la quietud...  
Entonces me aparté del monstruo, desprendí mi humanidad del artefacto esperando una revelación, pero no pasó nada. Me desesperé al entender que ocupaba un lugar ineludible en un mundo tan prosaico, tan igual, tan como todos los mundos; me lastimé con mi descubrimiento y me hundí en la decepción de no encontrar una solución ni una manera de hacer que funcionara, alguna forma de insertarme en la máquina y alimentar su movimiento...

17 mayo 2012

x.


Puedo sentirte; sentir tu pena en el pecho, tu aceleración en la sangre, tu desesperación en la garganta.
Puedo amarte, hasta que me exploten las células, hasta que mi amor te cale hondo y te sane.
Puedo esperarte, con la puerta entreabierta y una vela naranja encendida en la oscuridad.

Cualquier cosa que haga falta para que vuelvas a mi, para que habites en mi.

12 mayo 2012

.-



Tu mano, apretando la mía con fuerza.
El eco de tu respiración en mi oído.

El peso de tu cuerpo me ata a la tierra,
donde titilan las luces en la eternidad de la noche silenciosa.

03 abril 2012

Destripando a Natalia IV


Sospecho que me estuve tomando la vida demasiado en serio, preocupándome mucho, tomándomelo a pecho; y ¿para qué?
Hace unos meses empecé a relajarme, a "dejarlo ser" como se debe, y me siento mejor. No hay necesidad de ajustarse tanto al plan; no sé por qué todos tienen un plan, yo nunca he tenido... no me sale vivir en línea recta.
Pareciera que preocuparse es tan humano como pensar, y necesario como el aire en estos días tan volátiles en los que todo dura nada. Vivir así me agita, me deja sin aire. Mejor que se escape esta coneja... que corra libre por los campos y se eche de panza al sol, al fin y al cabo es lo que deberíamos hacer todos.
No tengo ganas de preocuparme tanto, de enloquecerme así; intoxicarme de anhelos y desilusiones acaba cansándome.
Muñiz, 19/1/12

30 marzo 2012

Alguna noche de Febrero

Soñé con Cortázar, amaba a Cortázar... estaba ahí, pegadita su foto en el librero, estática, grisácea; y yo planchaba unas camisas que un tal Lucas se había olvidado en mi casa.
Cortázar aparecía, arrancaba su fotografía, la miraba con asombro, decía que ese corte de pelo se le veía anticuado; y yo quemaba la camisa de Lucas, le hacía un agujero deforme del que brotaba un humo oscuro y asqueroso que me hacía llorar los ojos y desenfocar a Julito.
"Yo te amaba" le decía... te amaba en las mañanas cuando leía Rayuela sentada en la galería tomando café; me encontraba tan sola... y entre los yuyos del parque veía correr a la Maga, perseguida de cerca por Horacio; y yo te amaba. Amaba tu forma de disipar mi soledad sin saberlo; amaba los personajes que brotaban de tus dedos teñidos por la tinta del talento, la idea de esa dimensión en la que todo era posible, sólo hacía falta escribirlo y entonces era real... al menos de esa manera, entre hojas cocidas que encerraban historias.
Julito sonreía, sonreía y me decía que preparara una tetera, que dejara de planchar camisas y me sentara, que tenía que leerme algo; y entonces el sonido del despertador, y la cara de Cortázar disipándose en la mañana.

29 marzo 2012

Fotograma de un sueño.


Preparé la tetera y dos tazas, encendí un cigarrillo y puse un disco a sonar en el living. Puntual como de costumbre llegó Matías y se sacó los zapatos. No le gustaba mucho el té y yo lo sabía bien... pero era la circunstancia, esa comunión secreta que compartíamos, la que lo hacía sentarse a mi mesa cada domingo y empinarse una tacita de té de jazmín tras otra; y a veces, incluso, pedirme que pusiera otra tetera.

10 marzo 2012

Destripando a Natalia III

Tengo ambición de mundo, siempre la he tenido. Es como si hubiera nacido en movimiento… no puedo estar mucho tiempo en el mismo lugar, relacionándome con las mismas personas, soñando las mismas cosas. Siempre he querido más, no más de lo que tengo; simplemente más.

El mundo es inmenso, increíblemente inmenso y caótico; pero no por eso menos magnífico. Es iluso pensar que uno puede conocerlo todo, lo sé… se necesitarían varias vidas; o una sola pero iluminada por una especie de milagro, o agitada por un fuerte golpe de suerte. Aceptando esta idea he crecido, sin dejar de lado la ilusión de deambular por la infinita superficie del planeta.

-Fragmento

06 marzo 2012

14/3 ✈ LIMA.

Con pasaje en mano y el alma revuelta, al fin...
el Pacífico me espera.

05 marzo 2012

Soñé que miraba el Pacífico, abría los brazos y lloraba. Ojalá sea una premonición.

25 febrero 2012

Soliloquio III



A la hora en que el viento castiga,
me diluyendo en un mar de interrogantes
con la sal intacta en los párpados.

No existe superficie alcanzable,
ni manera de viajar a través de los años…
Lo perdido está perdido; lo olvidado, olvidado queda

Dejo de buscarte, regreso, cierro la puerta
y tu voz resquebrajada se va apagando,
como un fósforo prendido en la intemperie.

18 febrero 2012

14 febrero 2012

Algún febrero.


De madrugada corre por los pasillos, sigue el olor del café recién preparado y dobla sin dudar en ninguna intersección. Busca, todo el tiempo busca... no sabe que la estoy soñando, pero va descalza. Tiene un cigarrillo en la mano, colgando se balancea, hipnotizantemente rítmico. Yo la miro, no se bien por qué pero la veo; se aleja rápido, de algo huye, tal vez tiene miedo.

09 febrero 2012

Destripando a Natalia II


Me encanta sentarme en el balcón de algún piso en un edificio y mirar las ventanas iluminadas de los edificios contiguos... me divierte esa irrupción un tanto naif en la intimidad de la gente; convertirme en un espía silencioso que observa sin intenciones macabras, simplemente disfrutando de la mundanidad de los hogares vecinos.

Lo humano de observar y ser observado, de sabernos partícipes de un teatrito de sombras tan íntimo como público. Me fascina la idea, contemplar en solitario, ver las siluetas deformadas a través de las cortinas; cuerpos que se aproximan, sombras que lavan los platos, brazos que sostienen cigarrillos o cuelgan la ropa... Universos, miles de ellos, todos sucediendo en simultaneo, todos para mí.

Capital Federal, 02/02/2012

Palabras de Pedro Aznar para Spinetta.

"Y nunca faltará un mate, ni perfume a malvones. En todos nosotros se queda un pedacito tuyo, serás inspiración multiplicada por millares a lo largo de los años y lo ancho de las geografías. Cambiaste nuestras vidas"

04 febrero 2012

5 -Alcohol II.

Explota el mundo en la vereda,
a través de los cristales miran tus ojos verde niebla
la rima nunca ha sido lo mío
yo construyo sonido, movimientos dialécticos.

Afuera colapso, adentro armonía,
es así como se debe andar por los rincones;
entero, calmado, sin peso que soporten los talones.

Mañanita fresca, mente turbia pero centrada
no hay madrugada que pueda conmigo,
ni alcohol que me nuble el pensamiento,
del pecho para afuera soy puro sentimiento,
y del pecho para adentro, late puro corazón.

(...)

26 enero 2012

Destripando a Natalia

Mi infancia, aunque cercana, a veces se me presenta turbulenta. En días como hoy la recuerdo tan nítida, como una época de gloria temprana demasiado espléndida para ser traducida en palabras tantos años después.

Pienso en aquellos días y descubro de repente que todo fue tan exquisito... yo era una criaturita colmada de imaginación y miedos, fusión pura de luz y oscuridad. Vivía en mi universo, como todo niño que realmente tenga la gracia de ser tal cosa, un simple niño; me escondía entre los pastos altos del jardín, tal vez porque el mundo era tan caótico de a ratos, que ahí abajo se estaba mejor.

Mi familia y yo vivíamos en una casa en el fin del mundo, con un parque que parecía abarcar la ciudad entera. Recordarlo de esta manera me llena de melancolía, porque siempre creí que viviría en esa casa para siempre; o, mejor dicho, que me iría de ella cuando diera el salto a la adultez y me mudara sola. De cualquier forma, a los cinco años me sentaba en la puerta de casa y, con una pequeña rana pegajosa en el bolsillo de la campera, disfrutaba de cómo se me perdía la vista en aquel verdor infinito. Todo era mío, absolutamente todo, y no había quién pudiera convencerme de lo contrario.

22 enero 2012

Memo 9B - 20/12/11

La alegría de un mate frío y una bici inglesa recién pintada. El olor a esmalte sintético y a tierra, mi vieja casa, mi casa de siempre, el jardín de la abuela.

El regreso es hermoso, la alegría... incontenible alegría.

El mate frío, el perro, mosquitos, el aerosol blanco en los dedos sobre el esmalte rojo despintado.
La noche, poca luz y 30 grados, la alegría, la abuela, el banco verde, el pino, el jardín de la abuela, infancia, adolescencia. La alegría, estoy en casa, mi casa, mi única casa, acá está  mi vida, los dolores y los buenos días.

Mi casa...
Agridulce alegría, sensación de mezcla,
el pasado queda a sólo 10 minutos en bicicleta.

DOMINGO

Madrugada:
Es una máquina de repeticiones, lleva en el medio del pecho el estigma de no saber ser; y le duele, le duele muchísimo.
Por las noches no duerme, nadie la arropa, nunca nadie la arropa... no sabe dormir, no quiere comer, siempre se desespera.
Quiso ser mujer una vez y no supo cómo... tal vez es de esas cosas que simplemente no se aprenden.
Se siente mal, muy mal en el fondo, no saber ser es un pecado, cree.

Mediodía:
Me arden los ojos de mirar al mundo y llorar.
No entiendo, lloro siempre por lo mismo,
no puedo entenderlo.
Amplitud, todo se me escapa,
no aprendo,
nunca supe ni voy a saber...
Me arden los ojos, es difícil,
supongo que hay un lugar para todos,
a mi siempre me queda lejos.

19 enero 2012

Soledades.

Tu sombra atravesaba el cuarto, nunca vi tus ojos pero conozco de memoria tu silueta proyectada en la pared. Solías cantar en voz bajita, y yo sabía que no me mirabas, lo sentía en la espalda; esa ausencia que construíamos juntos, cada uno de su lado. A veces yo también cantaba, de mi lado del mundo cantaba y vos del tuyo respondías... y creíamos ilusos que eso era estar acompañado, que así se sentía.

A mi me conmovía un poco tu presencia fantasma, tu vocecita susurrando, el movimiento de tu sombra. Nunca supe si te sentías como yo, remotamente desesperado y disconforme, con ganas de estirar un brazo y acariciarme el pelo; con ganas de darte vuelta y mirarme a los ojos, para ver de qué color eran.

Un día no viniste y me quedé esperándote, ahí sentada en el suelo, mirando la pared... y entendí que eso era la soledad verdadera, que así se sentía la ausencia absoluta, el abandono. Si lo pienso siento nostalgia, se vuelve palpable tu falta y la habitación se llena de un vacío espeso y asfixiante. Al fin entiendo plenamente lo que es sentirse solo, tengo un grumo de sentimientos atravesado en el cuerpo.

08 enero 2012

4 -Vértigo


Que rápido gira la tierra a veces; me da la impresión de estar sentada en el suelo y poder ver como sale y se pone el sol en segundos.



-Oliveira: venite Nataliaa, y cruzamos Cambodia.