01 marzo 2007

.viajando.

La humedad es casi sensible al tacto 
y las lucen encandilan mis ojos aturdidos de resplandor. 
Seguimos moviéndonos en círculos eternos y monótonos,
nunca sé a dónde vamos.

Es raro ver como las polillas se suicidan contra el vidrio del auto, 
me pregunto cuál será la velocidad de la luz.

No hay comentarios.: