13 octubre 2007

Soliloquio I


Atravesar las mil puertas de tu mente,
flotando sobre un espacio infinito, 
destejiendo la red de tus sueños destrozados. 
Y salirme de esta nada, 
de este espacio tan hiriente, 
dejar de ser la sombra de mi misma.

1 comentario:

elpoetamaldito dijo...

"destejiendo la red de tus sueños destrozados..." Digamos que la identificación se me metió como un puñal y escarbó en mi quejumbroso corazón. Algo así sentí.