11 febrero 2008

Ensayo I: Los pájaros.


Siempre tuve esa adicción extraña a los cables de luz contra el cielo nublado, y los pájaros... que  huían de algo, de mí. De mí y mis pensamientos vacíos. 
¿Por qué, por qué la inspiración aparecía siempre en los momentos más desafortunados?, lejos del papel, lejos de la tinta. Lejos de los verdaderos pensamientos que yo dejaba ir como los pájaros en el viento, lejos, porque eran demasiado... demasiado leves, pero pesados en la mente. 
¿Por cuántos metros más se extendería el cable?, eterno, la esquina no me dejaba calcular. Finas líneas negras, matices de grises y el humo. El cuarto cigarrillo en dos cuadras no ayuda. Si, estoy fumando mucho. Resaca de viejos vicios que vuelven, contrario a los pájaros que se van, y los pensamientos –simbióticos- van y vienen, escapan y regresan.  
El tiempo y el humo, el humo perfecto... y las sensaciones, como siempre, indescriptibles. 

3 comentarios:

ZombieGirl dijo...

Lo digo un i otra vez, aparte de que mi gato es mi mejor amigo(?=.. definir con exactitus sensaciones y sentimientos es tarea de dioses que no existen!!.
Mis respetuosos saludos mujer!

Diego Bartra Bazán dijo...

...¿Por qué cuando comienzo a escribir lo pensado, se van las ideas...? ¿Por qué cuando NO las escribo, las ideas se explayan más?

Dilemas de escritores...

El mejor escrito de Nat. que he leído.

Diego Bartra Bazán dijo...

Digo que es lo mejor que he leído de Nat., porque sentí como que me conecté con ese escrito.

Por eso también pongo mis preguntas.

El escrito es una sutileza escondida perfecta.