02 mayo 2009

Es Pejo

Aprender a mirarme y entender,
que detrás de todas esas máscaras inevitables, sigo siendo yo, la primera, la misma, natalia; la de los ojos que esconden cosas...

Y aunque a veces no soy más que un montón de gestos, ademanes, palabras repetidas, un puñado de obstinaciones que me mira dentro del espejo,
otras veces soy la carne, el reflejo, el espejo, la pared...

2 comentarios:

eliú dijo...

hay escritos que al leerse transmiten ciertas ganas de que hayan salido antes de uno mismo... tú escrito es uno de esos textos, es muy natural, muy claro y debo suponer muy tú.


Isra

Anónimo dijo...

El espejo es nuestro mas fiel amigo... recibe nuestras làgrimas, nuestras sonrisas, nuestras espectativas y nuestros desencantos, y todo sin emitir oponiòn, solo agudiza nuestros oidos para escucharnos. Nunca nos miente, siempre escucha. Es incndicional.... Un grana amigo aunque a veces duro. Frente a èl.... tus ojos no esconden cosas...