02 abril 2011

16/03/2011

Tengo ganas de cambiar algunas cosas en mi vida, pero no termino de entender bien cuáles son, por donde empezar... no me cuesta sentarme crudamente frente al espejo y mirarme a los ojos, descubrirme las fallas, los defectos. En el fondo creo que me pesan más las virtudes que cargo, que los propios puntos flacos de mi ser. Cuando uno es de una manera -que podría llamarse 'no convencional', simplemente para que se entienda la idea- es tan fácil encajar como desencajar; sentirse a gusto, como hastiarse de todo y de todos. Personalmente me gusta hacer cosas por la gente, disfrutar de la gente, entender a las personas y sus mundos, aprender y compartir, aprovechar todas las situaciones de la vida. Pero a veces, aún estando abierto a nuevos mundos, aún compartiendo vivencias con tantas personas, uno llega a sentirse solo.

2 comentarios:

El Poeta Maldito dijo...

Es difícil tratar de explicar o entender la soledad porque actúa de maneras diversas de acuerdo a diferentes personalidades. Debido a esto no existe una receta fehaciente como para tratar de combatirla o todo lo contrario, tampoco pienso que la soledad es solo causal de males. A lo mejor hay que tratar de escucharla un poco, de darle un poco de atención como para no perturbarla.

Nina Fonsi. dijo...

Me describiste, creo... Es así, completa y literalmente, ni más ni menos.