08 septiembre 2015


A mi no me pregunten, ni me digan, ni me dejen. No me busquen, ni me expliquen las teorías de las leyes de atracción, oferta y demanda, tesis y antítesis. 
Prefiero que sea síntesis, siempre síntesis,  génesis, mutación, atracción; contradicción entre intuiciones y pulsiones. Querer más allá de la norma, abordar el barco hundido, muerte anunciada pero sin crónica, paracaídas cerrado. 
A mi no me pregunten por qué, no me expliquen cómo, ni me indiquen cuándo. 

No hay comentarios.: