15 febrero 2016

Volátil

Siempre somos 3, yo y mis dos soledades.
La de estar huérfana de mi misma de momento, cada día, todos los días, a veces ninguno. Y la soledad de un mundo que no aparece, que se desdibuja con el primer viento fuerte, cuando la furia es fría, cuando el pecho arde... la desidia de los días y las cosas, al saberme tan falta de dioses y de hombres; tan sola, transparente, volátil.

No hay comentarios.: