28 noviembre 2009

Células de Aire

De chica siempre tenía el mismo sueño...
un campo verde, pasto húmedo, aire frío.
Correr, saltar, y no volver nunca más al suelo.

6 comentarios:

Marie Augustine. dijo...

quiero saber que paso, pero no entiendo. Y la foto es hermosa.

pily dijo...

me suena

manu dijo...

Yo tengo ese mismo sueño de grande!

Saludos!

The Satyric dijo...

The Satyric: Donde la realidad no se ve... Se lee...

http://thesatyric.wordpress.com

El semanario que dice lo que los demas callan...

*GEORGINA* dijo...

yo el mismo sueño.. (sería el mismo país?)
abrazo.

Lutecia Lozares de Tobalina dijo...

Que bonito sueño liberador. Una vez soñe que viajaba al limite entre ESTE mundo y el OTRO. Extraño fue notar que entre los murales divisorios e inmensos, infinitos -entre aquellos mundos, uno el nuestro-, viajaban por los aires monjes vestidos de marron. Note que aquellos enigmaticos señores llevaban algo, informacion. Nunca voltearon a verme en el cesped amarillento. No existia el viento, pero sus ropas se movian por efecto de aquel. El cielo, curiosamente, rosado palido, carecia de nubes. Sentia estar en medio de un gran portal, que sobrepasaba a creces todas las posibilidades de mi imaginacion innata. Me senti en paz, amaneci en paz...