27 diciembre 2009

25/12/09

Que se yo, se siempre que hay algunas cosas que hicieron que mi corazón deje de llorar, hay algunas que me dieron tanta calma, y me colgué tanto este año mirando al cielo, porque hay muchas cosas que no entendí y que nunca voy a llegar a entender, tantos golpes bajos, que son los que más duelen porque te toman por sorpresa... y hubo semanas enteras en las que deje de escribir y de tomar mate, y días en los que me senté en la vereda y me quedé ahí sola, esperando, porque la verdad no quería caminar más.
Hubo tanta rutina este año, tanta ruptura de rutina también, tanto 'me muero por tener algo contigo', tantos días en los que me reí sin parar hasta que me dolía la panza, tantas noches de insomnio mirando por la ventana, tantas horas de colegio mirando el celular, tantas noches de dormir hecha un bollito.
Cada tanto pierdo el bondi, y si, queda re colgado ¿Y qué?, me encanta... no se, en este momento se me está estrujando el corazón, me pongo fru frú y termino re cruzada, como digo yo... no se, me puse así de repente, ni mal ni bien, simplemente así, raro pero es lo que hay. En este momento quisiera tantas tantas cosas, y a la vez sólo una, o dos, o mil. Quiero subirme al tren y mirarte por la ventana, quiero llegar a tu casa y que me digas 'gordita', quiero quedarme acostada al lado tuyo cerquita de la pileta, y charlar por horas en tu jardín y contarte de mis mambos. Anoche en un sueño planté un árbol, y soné con la futura hija de una gran persona, y después venía un re quilombo y me desperté con tanta, tanta sed, y con una puerta cerrada con llave, y sin llave, y ya no se que más.
Me gustaría mirar al sol y quedarme mirando hasta que salga la luna sobre el mar, y llorar escuchando una canción. Alguna noche me quise ir a la mierda, y tantas otras a tu casa a que me abraces y me hagas una sopa de esas que me gustan. Ahora ya, me gustaría estar con mi abuela, y que la vieja me diga que todo tiene arreglo. A veces soy muy nena, y otras muy mujer, y cuando me rompen una promesa me duele, tanto. Y no se, no se prácticamente nada, solo que mataría por un abrazo, y por una flor.

1 comentario:

un poeta con alas dijo...

lindo, muy lindas, nostalgicas y desesperadas tus letras.. amorosas tambien...saludos desde ciudad de méxico