31 mayo 2010

Semifusa

Ella no elige la realidad que la apaga como un fósforo en la brisa,
en su piel hay un silencio, un grito, una canción.

Más allá de las palabras mudas, los ruidos sordos y los ojos cerrados
existe una melodía que moviliza, revive, despierta.

1 comentario:

Alejo dijo...

Todo anidado en la piel, una caricia y todo pareciera cobrar vida, como el viento que levanta a la hoja.
Fantástico blog. Seré un reiterado y seguiré pasando por acá.
Ciao