01 diciembre 2010

Nosotros, vosotros, ellos...

No sabés quien soy, ya no queda ni un vestigio de nuestro amor... por las calles de esa ciudad acelerada ya nadie se acuerda de nosotros, siquiera queda la foto de algún turista que nos vio abrazados.

Vos ya no recordás el color de mis ojos o la forma de mi cara, mucho menos la curvatura de mis labios al decirte que te quiero.

Y en las mañanas pareciera que el universo conspira para que yo te recuerde cada vez más nítido... la forma en la que se te estiraban los labios cuando sonriéndote decías que todo era tan loco, o tu manía por mantenernos siempre cerca como si te diera miedo que me fuera.

Llevo tu recuerdo más intacto que nunca, conviviendo con tu ausencia que a veces me deja en la ruina misma de saberme tan poco especial, tan igual al resto. A veces me culpo por no haber sido más, nunca fui capaz de permanecer en nadie, todos me olvidan y yo me quedo en la angustia eterna de no saber olvidarme de la gente.


Y al final todos nos olvidamos de todos, vos de mi, yo de ellos, ellos de nosotros.

1 comentario:

elpoetamaldito dijo...

A mi me pasa algo parecido en esto del olvido y recuerdo, hay gente que tiene esa facilidad de olvidar que a veces tanto quisiera tener, y permanentemente siento esa sensación de culpa por no poder hacer mas.