10 diciembre 2010

Sobre la muerte.

Una ausencia de esas que dejan un vacío enorme e inllenable, profundo hueco triste que chorrea temores y da ganas de llorar.

Eso siento ahora, al enterarme del fallecimiento de alguien tan increíble, tan interesante... una persona que no tuve el agrado de conocer, pero me bastó leer dos renglones de una nota periodística donde anunciaban su muerte y detallaban los motivos para entristecerme.
Sueña extraño, y se siente de igual manera. A lo mejor su partida removió las piedritas del fondo de mi pecera espiritual, y el verdín y la putrefacción que yacían inertes en el fondo ahora se arremolina por todo mi sistema ensuciándolo.

Que alguien se muera, vaya cosa triste. Algo tan habitual a lo que sin embargo no podemos habituarnos.

3 comentarios:

Filomena Catalina dijo...

No me acuerdo de quien era el verso pero decia que "morir es un acto cometido fuera del verso". Y como acostumbrarse a eso?
Saludos!

marie augustine. dijo...

me gusta la imagen de la pecera espiritual.

elpoetamaldito dijo...

La frase pertenece al poema "Una sucesión de amaneceres" por parte del poeta peruano Mario Montalbetti:

"No sabes lo hondo que es lo vasto que es
viajar serpentino entre los rayos de una bicicleta
robada al vecino

Así aparece el primer tema rodando por las arboledas
una buena mañana el primer tema que es el tema del miedo
del miedo a caerse al suelo del miedo a las cosas
a las que tenemos que acercarnos para verlas de cerca
del miedo a lo que repta como si caminara miedo
a perder el habla miedo a perderlo todo que es el miedo
a morir que no es lo mismo que el miedo a la muerte

morir es un acto cometido fuera del verso

es ilegible es arrimado se muere siempre afuera siempre
entre ruidos siempre en suburbia morir es un ademán
como quien entra en actitud de ejecutar algo

sólo que nada y sólo que siempre al final

la muerte en cambio es parte del verso se diría
parte misma del verso es un cuerpo extraordinario

no sabes lo hondo que es lo vasto lo impredecible

más impredecible que la danza de una lengua de fuego
más impredecible que un mal sueño al tercer día
de haber emprendido un viaje esto es lo más impredecible
lo más impredecible es lo que vas a pensar a continuación
ahora que ya te has gastado todos los puntos seguidos

porque todo absolutamente todo cuenta

el primer tema es el tema del miedo es el tema
de las dos miradas que cruzan a mitad del ojo
el tema de las dos miradas que se cruzan sin verse

dando simplemente la sensación de un encuentro
que no se ha llevado a cabo como si una bala
pasara cerca del hombro y dijéramos casi mientras
sentimos una ligera vibración en el aire un silbido
plateado casi un temblor helado un mal de ojo
que nos envuelve sin dejarnos reaccionar

y emergemos perplejos y emergemos hastiados
de tanto hablar en lenguas

pero igual gracias por preguntar

gracias por registrar con esmero las insoportables
diástoles de la pasión insoportables

no sabes lo hondo lo vasto lo bello que es"