02 julio 2011

FONDO ._

Quilombo astral entre las tripas,
aprieto las muelas pero no cierro los ojos.
Se me cae una lágrima, una sola...
aunque no me siento miserable del todo,
tampoco logro quererme a esta hora de la madrugada.
Sigo acá sentada, asquerosamente lúcida,
desintoxicada y autodestructiva.
Debería dormir, pero no puedo.
Podría dormir, pero no tengo ganas...
o tal vez si, tal vez solo eso deseo
la calma del sobre caliente de sábanas,
el vaciamiento de mente sobre una almohada aplastada.
Todo está oscuro, frío, silencioso.
Me encanta y me desagrada, todo junto
en iguales proporciones excesivas.

¿Por qué no puedo ser de otra manera?
¿Por qué no logro hacerme funcionar de la manera que soy?

No hay comentarios.: