21 julio 2011

Viaje


Huir a las sierras cuando el cuore duele y el mundo se cae a pedazos.
Respirar con el primer rayo de sol de la mañana, dejarse ir...

A veces hay que irse lejos.

1 comentario:

Carito dijo...

Las sierras y el río, son la cura para todo. Bueno, no, quizás no son la cura o lo son mientras estas ahí. Pero en ese lugar, todo duele un poquito menos.