18 septiembre 2011

Si pudiera explicarte, con palabras coherentes
que mi piel busca la tuya como un imán,
que me cuesta despegarme de tus ojos turbios,
que mi boca, en la noche, se abre húmeda buscando la tuya...
Y respiro, con dificultad porque se me oprime el pecho
y te veo partir abrazando otro cuerpo
amando a otra que no se parece a mí.
¿Qué me faltó? decime, decime que me faltó
explicame por qué ya no soñás conmigo
por qué decidiste irte en aquel tren esa mañana,
explicame por qué ya tu piel no quema en mi presencia
por qué tu pulso no se acelera,
no comprendo como el amor se evapora
en cada primavera
y me deja sola
ardiendo.

3 comentarios:

இலை Bohemia இலை dijo...

que hermosos versos, que apasionados...

bss

Tamara dijo...

Hermoso como recordaba.

marie augustine. dijo...

me encanto!