19 diciembre 2011

Encontré un lugar seguro entre tanto caos; un continente del cual he partido en una balsa una mañana de tormenta.
Ahora el cielo se despeja, pero yo extraño el olor de la fruta madura, el sonido de los pájaros y la sensación de los cuerpos revolcándose sobre la tierra.