17 mayo 2012

x.


Puedo sentirte; sentir tu pena en el pecho, tu aceleración en la sangre, tu desesperación en la garganta.
Puedo amarte, hasta que me exploten las células, hasta que mi amor te cale hondo y te sane.
Puedo esperarte, con la puerta entreabierta y una vela naranja encendida en la oscuridad.

Cualquier cosa que haga falta para que vuelvas a mi, para que habites en mi.

No hay comentarios.: