12 mayo 2012

.-



Tu mano, apretando la mía con fuerza.
El eco de tu respiración en mi oído.

El peso de tu cuerpo me ata a la tierra,
donde titilan las luces en la eternidad de la noche silenciosa.

1 comentario:

Eva dijo...

es terrible ese momento en que te das cuenta que el eje de tu cuerpo esta dentro de otra persona, finalmente entedes que sos dependiente, que ya sola no vas a poder...