09 febrero 2018

Todas las veredas

El suelo estaba húmedo
y tu cara brillaba en la penumbra
bajo el latido rítmico de las letras de neón
Abierto, rojo, fuego
bocanadas grises que rompen la noche
vimos pasar a un hombre enloquecido
acorazados en una esquina
siempre a favor del viento
Azul, frío, tregua
cuando sobran las palabras
siempre quiero tocar tus dedos
el suelo sigue húmedo
o lo estaba en el recuerdo
que construyo en este lugar
que ya está cerrado
que siempre lo estuvo
tal vez nunca me imaginaste
en colores tenues
tal vez mi respiración
es fosforescente
en esta madrugada
Verde, quieta, duermo.