22 diciembre 2008

Ojos de poesía

Hace rato que espero, con los ojos abiertos, bien abiertos. A veces tengo miedo, es verdad, y casi siempre termino mal. Qué se yo, son cosas que vienen con migo; no es fácil ser este espejo de ansiedad, no es fácil ser tan simple y sentirme tan complicada. Desvelarme ya es costumbre, fumar de madrugada pensando en mi, en mi vida, mirar el cielo y preguntarme por qué es tan inmenso, por qué seré yo tan chiquita, por qué me siento cada noche en la misma ventana, por qué...
Siempre te sueño de espaldas, me despierto con ganas de comer caramelos, me vuelvo a dormir y otra vez veo tu espalda, nunca tus ojos. Igual sigo esperándote, con los ojos cerrados esta vez, para ver si así te veo. Sigo corriendo y despertando dentro de los sueños. Sigo confundida, con ganas de pintar y escribir poesía... hace rato que no escribo nada agradable.

5 comentarios:

Libres y Salvajes dijo...

Yo tambien pase... y te cuento que lo que viene tiene sabor raro... despues de todo... muchas partes de nosotros se pierden para tratar de amoldarnos... quedamos... enterrados como viejos resortes oxidados por la angustia y la incompension de un mundo sin techo ni pies, aveces... creíamos, amabamos, jugabamos, escribiamos, despues... nos convertimos en un reflejo de lo que quisimos ser... aunque un reflejo tenue... esperar es desesperante, errar nos vuelve mas escepticos, nos convertimos en piedras del vacio, en el olvido de los amigos, en la ansiedad del extraño... nuestros ojos, terminan viendo una lógica obligada un formalismo... nadie dijo que perdimos nuestra escencia aunque aveces creo que si... cuando estamos transformandonos... creemos que ya no somos como antes, que algo perdimos, que lo que escribimos ya no es agradable... pero podría decirte que nunca fuimos ni seremos... escribir es parte del todo... debemos entonces... ¿crear un mundo agradable?

Anónimo dijo...

eeeh, que ganas de bajonearme los 17 añitoss..

g. dijo...

Esto ha sido agradable, melancólico, pero agradable.
Interesante texto.
Me gusta, me gusta.

Suerte señorita, suere.

Pame... dijo...

"no es fácil ser tan simple y sentirme tan complicada"... hace tiempo que no escribes nada agradable?... esto ha sido de las más bellas expresiones de vos que he leído! :)

valen dijo...

Es raro toparme con esto, no se si será casualidad, justamente hace días que vengo con una pregunta en mi cabeza que me cuestiona cuáles serían las causas de otros, si en verdad son tan diferentes a las mías. Las causas sin causas, por así decir, de ese momento extraño en que uno no se siente vencido por uno mismo, en que los "por qués" se extinguen en el silencio y uno se siente genuinamente sincero y libre aunque no sea libre, por ese escaso momento que si bien no es irrepetible, es poco frecuente.
Bueno, ya que estoy aquí ante este escrito que te revela como una persona psicótica similar a mí (jaja) te lo pregunto:
En medio de todo el sinsentido diario del mundo que ahoga y enloquece, en qué momento sentís todo lo que describí antes? Qué cosa tuya tan absurda es lo más sensato para vos?
Si te parece entrometido no hay problema, no respondas. Pero vos lo removiste. He recibido respuestas curiosas, pero todas similares en el fondo. Que sea tan ajena a nosotros es precisamente lo más increible de esa sensación.

Un abrazo.