13 febrero 2010

Cosas que pasan

Se sentó en el piso y cerró los ojos. Fumó una pitada larga, lenta, y escuchó los sonidos de la noche. Los autos, los grillos, exhalo el humo sin mirarlo. Al abrir los ojos vio una gata entrando por las rejas de la casa de enfrente. Una gata sola, sin gato, como ella.

3 comentarios:

Marie Augustine. dijo...

yo hice eso ayer, pero vi un perro.

Daniel dijo...

sabés cómo sigue?

abiertos.

Lutecia Lozares de Tobalina dijo...

Que lindo !