03 febrero 2010

Distancia

¿Y qué sentiste anoche al sentarte al lado mío y pedirme un cigarrillo, al cerrar los ojos despacio para no ver mis lágrimas?

Yo sentí todos los kilómetros que nos separaban, todas las mentiras, las huidas y los silencios... toda la angustia que guardaba en el corazón y que ya no podía seguir guardando.

Que difícil es aprender a vivir de la puerta para afuera.

1 comentario:

salmon ensabinado dijo...

a veces la mugre necesita salir debajo de la alfombre y ser escuchada...
Me transmitió una catarsis de sentimientos, de bronca...
Nata, Adelante con tuti!!!