03 febrero 2010

Vorágine


.
Pedí mil pájaros y encontré sólo entierros.
Toda la vida le temí a la muerte de los sentimientos,
al olvido de aquello que uno ama.
Y he odiado esas mañanas en las que no conocías mi rostro,
y yo no recordaba tu nombre ni tus palabras.

2 comentarios:

steph dijo...

muy pizarnikneano , excelente. nata no tengas verguenza de expresarte son muy bellas las cosas q escribis no hay nada mas lindo q tener talento para el bello arte. te quiero nena

Lutecia Lozares de Tobalina dijo...

Pocas oportunidades he recibido,
noches eternas y cortadas de mi, por vos,
estrellas y almanaques cruzan en silencio, complices ...