16 agosto 2010

Y si, esas cosas pasan.

De repente darme cuenta que nos conocimos una vez en una especie de sueño-recuerdo inventado...
Ahí donde yo no era yo y vos no eras vos, pero si éramos.

1 comentario:

Ale dijo...

Es que en algún punto todos somos llevados por las mismas emociones, cada uno reaccionando a su manera, pero nunca indiferentes a lo que nos afecta.

Y esa sensibilidad hace toda la diferencia.