13 octubre 2010

12/10/10

Y entonces nos balanceamos en ese limbo eterno, entre lo que fuimos y lo que pudimos haber sido, sin prestarle atención a la tierra que yace silenciosa bajo nuestros pies, a lo que somos en ese preciso momento.

No hay comentarios.: