04 octubre 2010

Aprendizaje

Y al igual que aprendemos a escribir, a cocinar o a andar en bicicleta,
aprendemos a vivir con nuestras derrotas, con nuestros errores,
con las cosas que no salieron como queríamos que salgan.

La vida es un viaje difícil, pero valedero,
y en el camino aprendemos a ser fuertes.

2 comentarios:

.Guada. dijo...

voy a confiar en vos...

Hija del Rigor dijo...

aprender a vivir.