11 enero 2011

14/12/10

Vi tus ojos e inventé sinceridad,
en tus manos implanté el deseo de abrazarme.
Lo que anoche fue real,
la madrugada lo volvió mera ficción.

Que gran estupidez andar por ahi regalando corazón.

4 comentarios:

marie augustine. dijo...

es dificil aprender a contener el corazon para no regalarlo.

Maria del Sur dijo...

no regales el corazón, regalá amor

Maria del Sur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Maga dijo...

(suspiro)