16 julio 2008

Peques

Que fácil era en tiempos pasados, sentarse bajo la luna y describir las estrellas.
En aquellos tiempos en los que no conocíamos el significado de la mitad de las palabras, pero sin embargo explicábamos tan bien...
Si, es verdad, a veces decíamos cosas como "la azúcar" o escribíamos "te ciero", pero esas construcciones no tenían importancia, porque hacían reír, y conmovían a cualquiera.
Hoy en día nos matamos buscando las palabras justas para todo, las expresiones más complejas, creyendo que así vamos a poder explicar mejor las cosas, cuando en realidad solo las complicamos.
Que fácil era pararse en la vereda y con un dedo tapar el sol... y que todos nuestros problemas fueran tan ínfimos, tan, tan ínfimos... porque cuando éramos chicos, una sonrisa explicaba casi todas las cosas, un abrazo calmaba los dolores más profundos, vivíamos la vida rebalsados de amigos, y el mundo era un misterio interminable.
Nada era imposible, y siempre había tanto tiempo para soñar lo que seríamos cuando fuéramos grandes... la vida estaba llena de futuros astronautas, bailarinas en potencia, estrellas de fútbol miniatura.
Cuando éramos peques, tantas cosas eran tan fáciles, tan lindas... porque todavía no teníamos nada metido en la cabeza, nuestras ideas eran limpias, nuestras, total y completamente nuestras y de nadie más.

4 comentarios:

martín dijo...

.


Siempre es motivo de enojo
conmigo mismo
el no poder recordar nada de eso.

La perla irregular dijo...

hey!
bajá, conseguí, pedí prestado, etc., pero escuchá el tema de los Shakers: the child and me. Alta canción. Muy emocionante! Dale! apurate!!jaja

saludos,
pablo

María Soledad dijo...

Y QUIÉN NOS QUITA LOS BAILADO! :P

My dijo...

se me han llenado los ojos de recuerdos..
gracias por hacerme 'volver'

sshhh..