01 agosto 2008

Ese beso

Como me perdí ese beso...
Me tenías así, de la cintura, con fuerza, rabioso ante mis protestas. Mi cara sonrojada, a centímetros, tu boca... que se abría, y se cerraba, y se volvía a abrir, con movimientos lentos y palabras borrachas. Yo ahí, enamoradísima con mis quince años, y tus manos firmes en mi cintura, esquivando tu boca, que me buscaba, y me buscaba, y me buscaba...
Ibas de un lado a otro, reclamando tu beso, quejoso, algo alcoholizado pero muy decidido, una mezcla entre cariñoso y caníbal; y yo te huía, te huía, te huía, hasta que me dejaste...
Me miraste fijo por unos segundos que parecieron años, te di un beso en la mejilla, y me soltaste. Te fuiste sin saludar, como siempre, y antes de desaparecer en la esquina, te diste vuelta y levantaste un brazo, yo te devolví el gesto, y te miré unos segundos más... enamoradísima, y tu cara de enojo y amor, amor, amor, amor y enojo otra vez....

6 comentarios:

Maria del Sur dijo...

aunque vos no lo entiendas el nunca escribe el remite en el sobre para no dejar huellas y ahora que sus animales maneras y los vasos vacios lo ayudan a dejarlas en vos...
vos miras hacia el costado

Marie Augustine Raymond .- dijo...

aiii es qe una mina me chorea todos los textos, tiene un blog igual al mio, y enciam ahroa lo hizo prvado y no puedo entrar a ver qe mierda copia y pega, la voy a reventar

Te adoro :)

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

me gusta tu espacio
las imagenes y lo que escrives
te invito a visitar mi blog

Anónimo dijo...

.


Precioso.

María Soledad dijo...

creo que a todas nos pasó alguna vez algo así... jaja...

te dejo un beso!

G. dijo...

Hermoso texto...
Besar, besame, besos...
Todo tipo de besos.
Saludos.